Chile: ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, se suma al Compromiso Migrante

  • El Compromiso Migrante es un reconocimiento entregado por el Servicio Nacional de Migraciones a distintas instituciones del ámbito privado que destaquen en la inclusión y no discriminación de personas en situación de movilidad.
  • Este año, ACNUR se incorporó como patrocinador de la iniciativa, entregando ayuda técnica y acompañamiento a las empresas participantes.
El Compromiso,liderado por el Servicio Nacional de Migraciones, reúne a empresas, entidades de gobierno, ONGs y agencias del Sistema de Naciones Unidas, para promover políticas empresariales más inclusivas.

El Compromiso,liderado por el Servicio Nacional de Migraciones, reúne a empresas, entidades de gobierno, ONGs y agencias del Sistema de Naciones Unidas, para promover políticas empresariales más inclusivas.  © ACNUR/Felipe Concha

SANTIAGO, Chile – La Cámara Chilena de la Construcción fue el escenario del evento “Interculturalidad en el Mundo del Trabajo, Modelos Replicables en Contextos Laborales”, que reunió a decenas de empresas, entidades de gobierno, ONG y agencias del Sistema de Naciones Unidas para intercambiar experiencias y buenas prácticas en el campo de la inclusión de personas en situación de movilidad humana. En las presentaciones realizadas por las distintas instituciones, se identificaron desafíos y compromisos y se relataron historias sobre la integración de personas migrantes y refugiadas en sus ambientes laborales.

Francisca Gómez Lechaptois, Oficial Asistente de Desarrollo de ACNUR, destacó que para la Agencia es muy importante dar sostenibilidad a nuestro trabajo, vinculándose a los programas de gobierno y entidades privadas en el camino de la inclusión.  “Creemos que el compromiso no sólo es un sello que levanta información y que da un reconocimiento, sino algo más profundo que sin dudas va a ir generando cambios prácticos en las empresas para la inclusión de personas en situación de movilidad humana”, puntualizó.

Jossué Rubio, venezolano, químico farmacéutico, lleva más de un año trabajando en la cadena de farmacias Salcobrand. Según cuenta, la integración con sus compañeros chilenos ha sido buena, ya que “la empresa los ha capacitado y los ha formado en materia de inclusión laboral. Entonces, no hay casos de xenofobia o malos tratos, ni siquiera por parte de los clientes. Nosotros venimos en el fondo a eso, a darle un poco de amor a las cosas”, contó, agregando que se siente “pleno y feliz” con las medidas inclusivas adoptadas por sus empleadores.

Como meta futura del Compromiso, Juan Pablo Gutiérrez, director de Territorio e Inclusión del Servicio de Migraciones, detalló que esperan duplicar la cantidad de organizaciones participantes para el próximo año. “Nos interesa que la presencia de la comunidad migrante o refugiada sea transversal en todos los espacios”, agregó Gutiérrez.

Por su parte, María José Fuentealba, gerenta de Sostenibilidad y Comunicaciones de Empresas SB, relató durante el evento que fue migrante durante 14 años, por lo que le hace sentido abogar por iniciativas como el Compromiso Migrante. “Estamos haciendo talleres de apuesta laboral para migrantes, entonces nos hacemos la pregunta de qué manera también la empresa se hace parte de brindar soluciones”, sostuvo Fuentealba, explicando las medidas para reducir la vulnerabilidad de las personas trabajadoras.

Rebeca Cenalmor-Rejas, jefa de oficina de ACNUR en Chile, por su parte precisó que las personas migrantes y refugiadas no sólo aportan a ambientes interculturales en sus lugares de trabajo, sino que también aportan con todo el conocimiento que traen. “Las personas que estamos recibiendo hoy tienen un capital social, cultural y educativo bastante alto”, entonces las empresas se ven beneficiadas en la captación de talentos.

“En el tema económico, hay muchos estudios que confirman que tanto las personas y refugiadas realizan una gran contribución a las economías que los reciben”, concluyó Cenalmor.