Hicimos el experimento viral de escribir la palabra "refugiada" seguida de "hallada"

Los resultados son desgarradores, ellas son las más vulnerables.

Para muchas mujeres y niñas la violencia comienza desde su propia casa, por lo que tienen que abandonarlo todo.

Para muchas mujeres y niñas la violencia comienza desde su propia casa, por lo que tienen que abandonarlo todo.   © Captura de pantalla Google

En los últimos días, muchas personas se sumaron al experimento viral de escribir el nombre de una mujer más la palabra “hallada” para descubrir la información relacionada.

En ACNUR México nos sumamos al ejercicio de reflexión y escribimos en un buscador de Internet la palabra “refugiada” seguida de “hallada. Los resultados son terribles, las noticias que se despliegan hablan sobre mujeres y niñas asesinadas de manera brutal. Algunas de ellas fueron víctimas de violencia mientras viajaban en busca de un lugar seguro, otras sufrieron la violencia de sus familiares en casa. Muchas eran sobrevivientes de la guerra, conflictos armados y persecución, pero perdieron la vida al ser presas de la violencia de género.

Para 2013, las mujeres y las niñas representaban el 30% del total de las personas solicitantes de asilo en México. Ahora son el 43 % según datos de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR). Muchas de ellas han dejado su país de origen para salvar sus vidas de la violencia sexual o de género.

En México se puede solicitar asilo por motivo de persecución por violencia sexual o de género, según la Encuesta sobre Población Refugiada en México (ENPORE) 2017, el 75% de las personas reconocidas como refugiadas por esa razón son mujeres y niñas.

La violencia se multiplica contra las mujeres y las niñas, muchas tienen que huir para poder salvar sus vidas.

La violencia se multiplica contra las mujeres y las niñas, muchas tienen que huir para poder salvar sus vidas.  © Captura de pantalla Google

La mitad de las personas refugiadas en el mundo son mujeres y niñas. Todos los días, ellas son víctimas de la violencia física y psicológica solo por el hecho de ser mujeres. Los resultados que vemos en el experimento viral son un reflejo de la difícil situación que enfrentan. Es indignante lo que se lee en las noticias.

Muchas de las mujeres, adolescentes y niñas refugiadas llegan a México para salvar sus vidas.

¡Ayúdanos a que la violencia no las alcance ni las reciba en este país!

Con tu ayuda, ellas vivirán en un espacio libre de violencia. Sé un socio del ACNUR y cambia el rumbo de la historia. Que México sea un país seguro para todas: para las que vienen de lejos huyendo de ella y para las que ya viven aquí.