Durante 2018 se dieron casi 100 víctimas civiles semanales en Yemen

Una niña yemení desplazada se encuentra en la entrada de la tienda de su familia en el asentamiento de Dharawan, Yemen, mayo de 2017.   © ACNUR / Mohammed Hamoud

Los civiles continúan pagando un alto precio en el conflicto en Yemen, de acuerdo con los últimos datos publicados hoy por el grupo de protección liderado por ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados. En promedio, se reportaron casi 100 civiles heridos o muertos cada semana durante 2018.

De acuerdo con el Reporte de Monitoreo de Impacto en Civiles 2018, se reportaron más de 4.800 civiles muertos o heridos a lo largo del año, resultando un promedio de 93 víctimas civiles por semana.

Estas cifras de siniestros se basan en datos de código abierto. Se recopila, analiza y difunde como parte del Proyecto de Monitoreo de Impacto Civil que publica esta información en apoyo de los programas de protección humanitaria en Yemen. ACNUR lidera el Grupo de protección dentro de la respuesta humanitaria de la ONU en Yemen, con el apoyo del Consejo Danés para los Refugiados como coordinador.

Según este último informe, el mayor número de víctimas en 2018 se registró en la volátil costa oeste de Yemen, que incluye la gobernación de Al Hudaydah, uno de los epicentros del conflicto desde junio de 2018. Casi la mitad (48%) de todas las víctimas notificadas fueron registrado en esta región, seguido por Sa'ada y Al Jawf (22 por ciento) que también siguen siendo un punto crítico del conflicto.

“El informe ilustra el asombroso costo humano del conflicto. Los civiles en Yemen continúan enfrentando serios riesgos de seguridad, bienestar y derechos básicos. Expuestos a la violencia cotidiana, muchos viven bajo un miedo constante y sufren en condiciones de deterioro, recurriendo a desesperados mecanismos dañinos de supervivencia”, dijo Volker Türk, Alto Comisionado Auxiliar del ACNUR.

Según informes, el treinta por ciento de los civiles murieron y resultaron heridos en sus hogares. Los civiles también murieron mientras viajaban en las carreteras, mientras trabajaban en granjas y en negocios locales, mercados y otros sitios civiles.

Una quinta parte de todas las víctimas civiles registradas eran niños (410 muertes y 542 heridos).

Además de las víctimas civiles directas, el informe también destaca el impacto de los conflictos armados para los civiles en el acceso a la infraestructura crítica y los servicios esenciales. Los socios en el terreno estiman que los ataques a la infraestructura civil restringen el acceso a alimentos, agua, ayuda y atención médica para más de medio millón de familias civiles.

“ACNUR reitera su llamamiento a todas las partes en el conflicto para que hagan todo lo posible por proteger a los civiles y la infraestructura civil de conformidad con el derecho internacional humanitario. Solo una resolución pacífica del conflicto detendrá el sufrimiento y eliminará las necesidades humanitarias”, dijo Volker Türk.

Cuatro años de conflicto en Yemen han creado la mayor crisis humanitaria del mundo. Ha dejado a más de 14 millones de personas necesitadas de protección y ha obligado a casi el 15% de la población total, alrededor de 4,3 millones de personas, a huir de sus hogares. Esto incluye a 3,3 millones de personas que aún están desplazadas en todo el país, mientras que un millón han intentado regresar a sus hogares.

ACNUR está respondiendo a las necesidades de los yemeníes desplazados afectados por el conflicto con asistencia de emergencia en efectivo, asistencia de albergue y otras formas de ayuda. Desde principios de año, ACNUR ha brindado asistencia en efectivo a casi 230.000 yemeníes desplazados y afectados por conflictos (33.000 familias).

ACNUR también ha brindado asistencia y servicios de protección a las personas vulnerables y en riesgo, incluyendo mujeres, niños, adultos mayores, personas con discapacidad y sobrevivientes de violencia de género.

Para mayor información sobre el tema, por favor contacte: