ACNUR felicita a Brasil por asumir la presidencia de su Comité Ejecutivo

La Embajadora de Brasil en Ginebra presidirá el ExCom durante los próximos 12 meses. El Órgano aprueba los programas del ACNUR y adopta recomendaciones sobre protección internacional de refugiados.

La diplomática brasileña Maria Nazareth Farani Azevedo presidirá el Comité Ejecutivo del ACNUR durante los próximos 12 meses. Fue elegida durante la 71ª sesión de EXCOM, la semana pasada.   © ACNUR / Susan Hopper

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) en Brasil felicita al país por la elección de la Embajadora Maria Nazareth Farani Azevedo, representante permanente de la misión brasileña ante la ONU y otras organizaciones internacionales en Ginebra, como nueva Presidenta del Comité Ejecutivo (ExCom). La elección se anunció el pasado viernes, durante la clausura de la 71ª sesión del ExCom en Ginebra.

El EXCOM es el órgano de gobernanza global del ACNUR y se reúne anualmente para revisar y aprobar los programas y presupuestos de la Agencia, adoptar conclusiones y recomendaciones sobre protección internacional y discutir una serie de cuestiones administrativas, financieras y de procedimiento entre el ACNUR y sus socios gubernamentales e intergubernamentales.

Brasil es miembro fundador del ExCom, que fue establecido en 1951, y uno de los primeros países signatarios de la Convención de la ONU sobre el Estatuto de los Refugiados, también adoptada en 1951. Es la primera vez que el país preside el ExCom. Otros países que participan en la administración presidida por Brasil son Líbano, Djibouti y Alemania.

"Me gustaría felicitar fuertemente a la Embajadora de Brasil por su elección para la Presidencia del Comité Ejecutivo", dijo el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, durante su discurso de clausura de la 71ª sesión del ExCom. Al mencionar los demás países que integran la nueva junta directiva del Comité, Grandi recordó que todos ellos “acogen a miles de refugiados y están directamente involucrados en los temas tratados durante el ExCom”.

Al actualizar sus operaciones a los países miembros del EXCOM, ACNUR destacó el impacto de la pandemia COVID-19, que exacerbó las vulnerabilidades de las personas bajo el mandato de la Agencia, con implicaciones a largo plazo. ACNUR destacó que, con sus socios, adaptó los programas existentes y está estableciendo nuevos enfoques operativos y técnicos para mitigar los efectos de la pandemia en la población protegida de la agencia, con mayores objetivos de asegurar, cuando sea posible, la inclusión de las personas obligadas a desplazarse. sistemas nacionales de salud y asistencia financiera de emergencia para refugiados y desplazados internos vulnerables.

“La Embajadora Maria Nazareth asume la Presidencia del ExCom en un momento crucial para las personas refugiadas y obligadas a desplazarse por el mundo a causa de guerras, conflictos y persecuciones. El Estado brasileño ha demostrado un compromiso continuo con la protección internacional de estas personas, lo que sin duda inspirará el desempeño de la Embajadora en la Presidencia del Comité Ejecutivo del ACNUR”, dijo el Representante de la Agencia de la ONU para los Refugiados en Brasil, José Egas.

“La elección refleja el reconocimiento internacional al compromiso brasileño en el campo humanitario, principalmente debido a las iniciativas innovadoras tomadas por el Gobierno Federal en la protección de refugiados y en el contexto de la Operación de Acogida”, informó el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado oficial.

En su discurso durante la 71 ° sesión del EXCOM, la Embajadora de Brasil recordó que el país ha fortalecido su sistema nacional de protección a refugiados a pesar de las dificultades impuestas por la pandemia de COVID-19, destacando el procedimiento simplificado para el reconocimiento de venezolanos como refugiados en consonancia con la Declaración de Cartagena. Igualmente, informó al Comité sobre el reconocimiento prima facie de la condición de refugiado de miles de venezolanos. "Hoy, Brasil tiene la mayor población de venezolanos reconocidos como refugiados en el mundo", dijo la Embajadora.

También se refirió a la Operación de Acogida, una respuesta del gobierno al flujo de refugiados y migrantes venezolanos hacia Brasil, "que ya ha atendido a más de 500.000 venezolanos, incluidos los que viajan a otros países por Brasil". La Embajadora también recordó que ACNUR, a lo largo de sus 70 años, ha sido desafiado por nuevas y complejas crisis y que “el mandato de la agencia sigue siendo relevante, como lo era cuando fue adoptado”. "Quiero agradecer al ACNUR, una vez más, por su continua colaboración y apoyo a los esfuerzos regionales y nacionales en el campo de la protección internacional de refugiados", agregó.

La elección de Brasil para presidir el ExCom coincide con un momento único en el país, que ha recibido un flujo constante de refugiados y migrantes venezolanos, lo que hace que una población de refugiados estimada en alrededor de 50 mil personas de 55 países diferentes sea aún más diversa. Las autoridades brasileñas estiman que aproximadamente 260.000 venezolanos viven actualmente en el país. Hasta julio de 2020, más de 130.000 solicitudes de reconocimiento de la condición de refugiado fueron registradas por venezolanos en Brasil.

“La salida de refugiados y migrantes de Venezuela es una de las mayores crisis de desplazamiento forzado en el mundo, con más de 5 millones de personas que ya han abandonado sus hogares. Es fundamental que la comunidad internacional siga respondiendo a esta situación con una clara demostración de solidaridad”, enfatizó el representante de ACNUR en Brasil, José Egas.

Para él, una de las conclusiones importantes del ExCom señala “la necesidad de que los países actúen juntos para enfrentar las crisis globales” y que las historias y conocimientos adquiridos por ACNUR en los últimos 70 años ofrecen “lecciones valiosas para orientar los esfuerzos internacionales apoyados en la solidaridad y la división de responsabilidades, asegurando protección y soluciones para las poblaciones atendidas por ACNUR”.

“El mandato del ACNUR sigue siendo relevante cuando celebra su 70 aniversario y es alentador ver a Brasil asumir la Presidencia de nuestro órgano de gobernanza en este momento de adaptación a circunstancias tan desafiantes. Nuestras tareas se han ampliado y se han vuelto más complejas, y el ACNUR debe trabajar de manera eficaz y en asociación para interactuar con más actores. Brasil comprende esta necesidad y ciertamente conducirá el ExCom con prudencia”, dijo Egas.