El Salvador: ACNUR, PMA y Plan International inauguran proyecto Modelo de Redes de Protección y Soluciones Duraderas en Chalatenango

Representantes de ACNUR, PMA y Plan Internacional en El Salvador celebran el lanzamiento del proyecto.  © WFP/Haydee Paguaga

SAN SALVADOR, El Salvador - A partir del mes de abril comenzará a implementarse, en seis municipios de los departamentos de Chalatenango, Cuscatlán y San Salvador, el proyecto Modelo de Redes de Protección y Soluciones Duraderas con el propósito de contribuir al fortalecimiento comunitario, generar oportunidades económicas y formar entornos seguros para la juventud y sus familias.

La iniciativa será implementada por Plan International El Salvador con el apoyo financiero y técnico de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y del Programa Mundial de Alimentos (PMA), beneficiando a más de 600 familias, con énfasis en personas entre los 18 y 29 años, de los municipios de Nueva Concepción, Agua Caliente, Chalatenango, Suchitoto, El Paisnal y Tejutla, correspondientes a los departamentos antes mencionados.

Las acciones a realizar responderán a tres grandes componentes:

1. Comunitario, que busca el fortalecimiento de formación en derechos a través de grupos denominados Mecanismos Comunitarios de Protección donde las y los integrantes de la comunidad identifican cómo prevenir la violencia contra la niñez y adolescencia, incluyendo el desplazamiento forzado, además de hacerlos parte de la generación de entornos seguros y amigables.

2. Integración local, donde se apoyará a la juventud con capital semilla y asistencia técnica para que inicien sus emprendimientos, además de vincularlos con programas de financiamiento y comercialización de sus productos y/o servicios.

3. Asistencia Humanitaria, que incluye la provisión de alimentos con el fin de contribuir a reducir el riesgo de deterioro de las condiciones nutricionales de los participantes y acompañamiento psicosocial a familias que lo necesiten.

Estos esfuerzos de colaboración interinstitucional brindan un apoyo integrado al ofrecer   alternativas que generan un arraigo local, de manera que las familias se sientan motivadas y cuenten con oportunidades de desarrollo en sus municipios. El total de la inversión será de 590.000 dólares (USD) que se ejecutarán a lo largo de este año y se espera que las y los participantes adquieran las herramientas para que puedan hacer de esta intervención un impacto duradero y sostenible.