Cancillería y ACNUR presentan RefugiArte+ en Ecuador

(De izquierda a derecha) Giovanni Bassu, Representante de ACNUR en Ecuador, Soliver Mota, venezolana participante de RefugiArte en Ecuador, y Silvia Espíndola, Viceministra de Movilidad Humana en Ecuador, durante la inauguración de la exhibición RefugiArte1 en Quito.

(De izquierda a derecha) Giovanni Bassu, Representante de ACNUR en Ecuador, Soliver Mota, venezolana participante de RefugiArte en Ecuador, y Silvia Espíndola, Viceministra de Movilidad Humana en Ecuador, durante la inauguración de la exhibición RefugiArte+ en Quito.  © ACNUR/Omar Ganchala

QUITO, Ecuador – El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana y ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, en Ecuador lanzaron RefugiArte+, una serie de 20 ilustraciones sobre el desplazamiento forzado, creadas por artistas en movilidad humana y de la comunidad de acogida en América Latina.

La exposición hace parte de la serie RefugiArte, una iniciativa creada por ACNUR en 2015 que busca concientizar, a través del arte, sobre la realidad de las personas forzadas a huir de sus comunidades o países.

En el evento de inauguración la Viceministra de Movilidad Humana de Ecuador, Silvia Espíndola, manifestó que “todas las personas que se han visto forzadas a huir de sus países tienen derecho a acceder a mecanismos de protección internacional. Y estamos seguros de que las personas refugiadas pueden contribuir positivamente a la comunidad de acogida. Reitero el compromiso del país para crear un mundo en donde impere la inclusión, la paz, la solidaridad y el respeto de los derechos humanos”.

Ecuador es hogar de uno de los números más altos de personas reconocidas como refugiadas en América Latina, con un número histórico y acumulado de más de 72.000 personas, la mayoría de la vecina Colombia, y sigue recibiendo a personas que buscan protección.

“Cada uno de nosotros compartimos la responsabilidad de seguir apostándole a la protección e integración de las personas refugiadas, desde el arte, la cultura, el trabajo humanitario y la política”, comentó Giovanni Bassu, Representante de ACNUR en Ecuador. “Tenemos la responsabilidad compartida, todos y todas, de crear un mundo más solidario, seguro e inclusivo que beneficie a todas las personas, incluidas las refugiadas y sus comunidades de acogida”.

ACNUR lleva a cabo iniciativas artísticas como esta para promover la coexistencia pacífica y la inclusión de personas forzadas a huir, incluyendo a través de la pintura colectiva de murales y de danza contemporánea.

“El arte, el humor, la caricatura conmueve, la música, la palabra, ayuda a entender el problema. Nuestra labor como artistas es actuar”, señaló Xavier Bonilla ‘Bonil’, artista ecuatoriano y participante de RefugiArte. “El arte tiene un papel importante. Vamos a sensibilizar con esta exposición porque la población debe reaccionar sobre lo que nosotros mismo hacemos de nuestra sociedad”, añadió refiriéndose a las acciones para contrarrestar la xenofobia.

“Son tantas las cosas que me han traído hasta aquí. El tiempo se ha vuelto extraño. Voy en busca de un futuro, de uno bonito que me valore y permita ser persona nuevamente”, expresó Soliver Mota, artista venezolana en movilidad humana y participante de RefugiArte. “Esta es una oportunidad para transmitir estos sentimientos, canalizar este pesar, y reflejar el sentir colectivo, pero también ver que después de la tormenta se puede mirar atrás y decir ‘estoy mucho mejor’”.

Esta exhibición se presentó en el marco del Día Mundial del Refugiado, una fecha para recordar a las personas en el mundo que han tenido que abandonar sus hogares para salvar sus vidas. Una realidad que, al día de hoy, han vivido 100 millones de personas.

“Este es un sombrío retrato de nuestros tiempos. Pero el arte tiene un increíble poder sanador de enseñanza y de esperanza. Con este impulso e inspiración comprometámonos a hacer más por los refugiados de todo el mundo, y también por los países – como Ecuador – que los acogen”, comentó Lena Savelli, Coordinadora Residente de las Naciones Unidas en Ecuador.

Además de albergar un número alto de personas refugiadas, Ecuador es el tercer país de acogida para personas refugiadas y migrantes de Venezuela. El decreto de registro y regularización emitido a principios de junio de 2022 es evidencia de la solidaridad histórica que caracteriza a este país. Con un estatus regular y oportunidades de permanecer en Ecuador, muchas más personas en movilidad humana podrán seguir contribuyendo al país que les ha abierto las puertas.

“Este es un día para fomentar la inclusión y la empatía hacia las personas refugiadas y desplazadas. Pero además es un día especial porque se da a escasas semanas del anuncio del decreto de regularización. En nombre de los socios de la comunidad internacional reconocemos este gran paso que ha dado el país, una política generosa y solidaria”, añadió Charles Michel Geurts, Embajador de la Unión Europea en Ecuador.

RefugiArte+ quedará abierta al público que desee visitar la exhibición hasta el 20 de julio en los días de semana en los jardines de Cancillería en Quito.

Para más información sobre este tema, favor de contactar: