Declaración del Comité Permanente entre Organismos sobre la crisis climática

La comunidad humanitaria hace un llamado para que líderes y lideresas del mundo en la conferencia sobre el cambio climático den prioridad a los países y a las comunidades en mayor riesgo y situación de vulnerabilidad.

Quienes integran el Comité Permanente entre Organismos instan a los gobiernos en la COP26 en Glasglow a ampliar el alcance del apoyo que brindan a las personas en mayor riesgo y vulnerabilidad frente a los devastadores efectos de la crisis climática.

Como organizaciones humanitarias, durante años hemos presenciado cómo millones de vidas se ponen en peligro y cómo se han generado necesidades humanitarias sin precedentes a causa del cambio climático. Tan solo en los últimos veinte meses, más de 658 millones de personas quedaron expuestas a temperaturas extremas; del mismo modo, 17.200 personas han muerto y 139 millones se han visto afectadas por desastres climáticos.

Muchas comunidades en el mundo se ven afectadas por la crisis climática; sin embargo, aquellas que deben hacer frente a múltiples amenazas, que incluyen conflictos, violencia, COVID-19 y pobreza, como las mujeres y las niñas, sufren afectaciones desproporcionadas. Es limitada su capacidad para enfrentar los golpes y adaptarse a los cambios. No obstante, estas comunidades en situación de vulnerabilidad están siendo relegadas. Requieren apoyo urgente para adaptarse y responder a los riesgos y desastres climáticos que amenazan sus vidas y medios de subsistencia.

Las organizaciones humanitarias juegan un papel fundamental en el apoyo a las comunidades vulnerables. En ese sentido, ACNUR tiene el compromiso de ser parte de la solución; de ayudar a las personas a prepararse, adaptarse y alcanzar la resiliencia; y de responder al desplazamiento forzado a causa de los efectos del cambio climático. Asimismo, ACNUR tiene el compromiso de aumentar su propia sostenibilidad ambiental y de asegurarse de no contribuir inadvertidamente al agravamiento de estas crisis. ACNUR tiene el compromiso de ser más eficiente e inclusivo; de emprender más acciones para minimizar el impacto de las afectaciones, que incluyen pérdida de vidas y medios de subsistencia; y de compartir su conocimiento sobre las consecuencias humanitarias del cambio climático en debates para la creación de políticas públicas, incluso por conducto de la Carta sobre el clima y el medio ambiente para organizaciones humanitarias.

El alcance y el impacto de la crisis climática rebasa las acciones que pueden emprender las organizaciones humanitarias.

El liderazgo mundial que convergió en la COP26 en Glasgow debe hacer frente al desafío y aumentar la mitigación de los efectos de la crisis climática. Deben priorizar el apoyo para construir resiliencia y fortalecer la adaptación de las comunidades locales con el fin de minimizar y evitar la pérdida y el daño provocado por la crisis climática, sus síntomas y sus efectos.

Los gobiernos deben tomar las siguientes medidas: 

  • Garantizar que el enfoque se sitúe en las personas marginalizadas y en situación de vulnerabilidad, en especial en las mujeres, la juventud, las personas desplazadas internas y las personas refugiadas. 
  • Escuchar a las comunidades y a sus líderes, sobre todo a las mujeres, a la juventud y a los pueblos originarios, así como involucrarles en la toma de decisiones, en la creación colaborativa y en la proposición de soluciones en cuyo centro se encuentren las personas, el medio ambiente y la naturaleza. 
  • Invertir en más administración de riesgos preventiva y efectiva, así como en las habilidades de la comunidad local, que incluyen el monitoreo de riesgos climáticos, alertas tempranas y acciones anticipadas. Es necesario colaborar estrechamente con las comunidades para anticipar, responder y adaptarnos mejor a posibles desastres climáticos. 
  • Aumentar el financiamiento destinado a acciones para la adaptación climática que se enfoque en los países y en las comunidades en mayor situación de vulnerabilidad. 
  • Convertir los compromisos mundiales en acciones efectivas a nivel local que permitan empoderar a quienes enfrentan más riesgos. Esto incluye garantizar que las instituciones locales cuenten con acceso a fondos de adaptación, que incluyen mecanismos de transferencia de riesgos, como seguros, protección social y soluciones de naturaleza positiva, así como garantizar que las inversiones sean accesibles y satisfagan las necesidades de quienes se encuentran en mayor riesgo. 

Exhortamos a los gobiernos a considerar las consecuencias humanitarias que sus decisiones tendrán en las personas y comunidades que reciben los golpes de la crisis climática. No tenemos tiempo que perder.

Firman

  • Sean Callahan, Presidente y Director General, Catholic Relief Services (CRS
  • Dominic MacSorley, Director General, Concern Worldwide 
  • Qu Dongyu, Director General, Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO
  • Peter Maurer, presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (ICRC, por sus siglas en inglés) 
  • Jane Backhurst, presidenta del Consejo de ICVA y asesora sénior, Defensa y Políticas Humanitarias, Christian Aid 
  • Ignacio Packer, Director Ejecutivo, Consejo Internacional de Agencias Voluntarias (ICVA
  • Samuel Worthington, Director General, InterAction 
  • Jagan Chapagain, Secretario General, Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR
  • António Vitorino, Director General, Organización Internacional para las Migraciones (OIM
  • Martin Griffiths, Coordinador de Asistencia de Emergencia y Subsecretario General de Asuntos Humanitarios (OCHA
  • Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OHCHR
  • Abby Maxman, Presidenta, Comité Directivo de Respuesta Humanitaria (SCHR, por sus siglas en inglés), y Presidenta y Directora de Oxfam en las Américas 
  • Gareth Price-Jones, Secretario Ejecutivo, Comité Directivo de Respuesta Humanitaria (SCHR, por sus siglas en inglés) 
  • Cecilia Jiménez-Damary, Relatora de la Organización de las Naciones Unidas Especial sobre los derechos humanos de los desplazados internos 
  • Achim Steiner, Administrador, Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD
  • Dr. Natalia Kanem, Directora Ejecutiva, Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA
  • Maimunah Mohd Sharif, Directora Ejecutiva, Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos (UN-Habitat
  • Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR
  • Henrietta H. Fore, Directora, Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF
  • David Beasley, Director Ejecutivo, Programa Mundial de Alimentos (PMA)
  • Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General, Organización Mundial de la Salud (OMS)