ACNUR y el Banco Islámico de Desarrollo crean el Fondo Islámico Global para los Refugiados

YEDA, Arabia Saudita – ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, y el Fondo de Solidaridad Islámica para el Desarrollo (ISFD, por sus siglas en inglés), perteneciente al Banco Islámico de Desarrollo (IsDB, por sus siglas en inglés), han firmado un acuerdo para poner en marcha el Fondo Islámico Global para los Refugiados, un instrumento de movilización de recursos innovador, sostenible y conforme a la ley islámica, Sharia que abrirá una nueva financiación filantrópica islámica en apoyo de millones de personas desplazadas por la fuerza.

El acuerdo llega en un momento en el que el desplazamiento forzado ha alcanzado niveles sin precedentes, y se ha convertido en una crisis humanitaria y de desarrollo mundial crítica, que requiere una acción internacional intensa, integral y de colaboración.

“Las necesidades de desplazamiento forzado están en un nivel récord y siguen aumentando. Ninguna institución por sí sola podría soportar la carga. Tenemos que reforzar las asociaciones existentes y explorar soluciones innovadoras para la difícil situación de las personas desplazadas por la fuerza”, comentó el Presidente del Grupo IsDB, Dr. Muhammad Al Jasser. “Estamos orgullosos de nuestra alianza con ACNUR y confiamos en que nuestros esfuerzos conjuntos proporcionarán los mecanismos adecuados para ayudar a quienes lo necesitan".

La iniciativa surge de los respectivos mandatos del ISFD y de ACNUR. Su objetivo es brindar un apoyo eficaz, eficiente y predecible a los programas y proyectos para las personas refugiadas, las personas desplazadas internas y las comunidades de acogida en los Estados miembros de la Organización de Cooperación Islámica, que se concentran en las regiones de origen y acogida de un gran número de personas refugiadas.

“Millones de personas se siguen viendo forzadas a abandonar sus hogares debido a la guerra, la violencia, la persecución y la discriminación, y necesitan y merecen nuestro apoyo”, declaró el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi. “Las fuentes innovadoras de financiación social islámica, como este acuerdo pionero con el Banco Islámico de Desarrollo, permitirán que ACNUR ayude a personas refugiadas y a otras personas desplazadas por la fuerza con la protección y la asistencia necesarias para vivir en condiciones mejores y más dignas. Estamos agradecidos al ISFD por su firme apoyo y su continua colaboración. Esta iniciativa desbloqueará un apoyo financiero muy necesario para hacer frente a las graves necesidades de las personas desplazadas por la fuerza”.

El acuerdo para poner en marcha el Fondo Islámico Global para los Refugiados es un paso importante para diversificar las fuentes de financiación humanitaria y reforzar los esfuerzos de ayuda humanitaria. El Fondo ayudará a movilizar financiación inmediata y plurianual en apoyo de programas y operaciones humanitarias, en situaciones de desplazamiento forzado y en todos los sectores. 

Para más información sobre este tema, favor de contactar:

ACNUR

  • Khaled Kabbara; Communications Officer- GCC Countries; [email protected]; +971 50 641 0868

ISFD/IsDB

  • Khemais El Gazzah; Lead, ISFD Poverty Alleviation Programs; [email protected]; +966556767722