ACNUR expresa grave preocupación por la seguridad de los refugiados en Libia

El siguiente contenido corresponde a las declaraciones formuladas hoy por un portavoz de ACNUR en una rueda de prensa en el Palacio de las Naciones, en Ginebra.

Debido a los acontecimientos de los últimos días en la República Árabe de Libia, el ACNUR ha expresado creciente preocupación por la seguridad de la población civil, en particular de solicitantes de asilo y refugiados, muchos de los cuales podrían ser atrapados por la violencia.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados no tiene acceso en este momento a la comunidad de refugiados. En los últimos meses el ACNUR ha intentado regularizar su presencia en Libia y en el proceso se ha reducido su capacidad de trabajo.

Las noticias recibidas por parte de fuentes externas son muy preocupantes. Un periodista ha podido informar al ACNUR sobre la situación de los somalíes en Tripoli, quienes han reportado que están siendo perseguidos como sospechosos de ser mercenarios. El periodista dijo que se sienten atrapados y por temor no pueden salir de sus casas, ni para buscar comida.

Antes de los disturbios de estos días el ACNUR había registrado en Libia a más de 8.000 refugiados y 3.000 solicitantes de asilo con casos pendientes. Estas personas proceden principalmente de Palestina, Sudán, Irak, Eritrea, Somalia y Chad.

Pedimos a todos los países a que reconozcan de inmediato las necesidades humanitarias de todas las personas que huyen por ser objeto de violencia, amenazas y otros abusos contra los derechos humanos en Libia.