ACNUR: "Espacio humanitario" en Costa de Marfil disminuye rápidamente

El siguiente contenido corresponde a las declaraciones formuladas hoy por un portavoz de ACNUR en una rueda de prensa en el Palacio de las Naciones, en Ginebra.

ACNUR advirtió hoy de que el acceso de las organizaciones humanitarias a Abidjan y otras partes de Costa de Marfil se está reduciendo rápidamente debido a la creciente inseguridad.

Se estima que en Abiyán se encuentren actualmente más de 200.000 personas desplazadas, la mayoría de las cuales huyó de los combates en Abobo. Muchos de los desplazados se están quedando donde amigos o familiares, pero una parte significativa de ellos, posiblemente un cuarto, se encuentra en alojamientos temporales hallen en ubicaciones temporales diseminados en la ciudad, como iglesias y otros espacios comunales. Estos grupos necesitan con urgencia ayuda humanitaria.

El ACNUR está intentado tener acceso a estas personas vulnerables, incluso operando a través de ONG, con las cuales se está coordinando. Sin embargo, el espacio humanitario en Abiyán como en otras partes de Costa de Marfil se redujo fuertemente. Un gran número de refugiados liberianos, que no pueden repatriar, han buscado cobijo en el complejo del ACNUR en Abiyán desde el lunes 28 de febrero.

En Abobo, donde normalmente viven alrededor de 1,5 millones de personas, los recientes combates han interrumpido las comunicaciones, causando la destrucción de los transmisores de televisión y de SMS. Todavía estamos muy preocupados por un grupo de 60 familias atrapadas dentro de una iglesia y sin suficientes alimentos, agua y servicios sanitarios y hemos hecho un llamamiento a los combatientes para que a estas personas se les deje salir. La inseguridad en Abidján también se ha extendido a los barrios de Deux Plateaux, Cocody, y Koumassi y al distrito financiero de Le Plateau. Estamos viendo un número creciente de retenes en las carreteras.

Fuertes enfrentamientos también se produjeron en el oeste del país, en los alrededores de Duékoué, así como en Bloléquin, 90 kilómetros al sur. Estimamos que se encuentren actualmente cerca de 70.000 personas desplazadas en el oeste y seguimos viendo grandes cantidades de personas que entran a Liberia.

En el este de Liberia el ACNUR ha registrado a cerca de 40.000 refugiados desde las elecciones de noviembre. Desde 24 de febrero a estos se han sumado 32.800 nuevos refugiados, poniendo a prueba la capacidad de acogida de las comunidades locales y de las autoridades de Liberia. Tanto las comunidades de acogida como los refugiados necesitan alimentos, mientras no siempre se puede acceder por carretera a las personas que necesitan ayuda. Dadas las circunstancias, el ACNUR está trabajando rápidamente en la construcción de un segundo campamento.