Llegan nuevas embarcaciones a Italia mientras miles de libios continúan huyendo a Túnez

El siguiente contenido corresponde a las declaraciones formuladas hoy por un portavoz de ACNUR en una rueda de prensa en el Palacio de las Naciones, en Ginebra.

El éxodo desde las regiones montañosas del oeste de Libia hacia Túnez se ha reanudado tras una breve interrupción causada la semana pasada por las refriegas entre el gobierno libio y las fuerzas opositoras. Recientemente, más de 8.000 personas, muchas de ellas de etnia bereber, llegaron a Dehiba, en el sur de Túnez. La mayoría son mujeres y niños.

Además, su situación se ha agravado recientemente debido a una violenta tormenta de arena que ha azotado la zona. ACNUR y sus socios están luchando por mantener en buen estado los campamentos cercanos, pese a que la tormenta ha destruido cientos de tiendas y dos grandes almacenes portátiles.

El control de la frontera de Dehiba ha cambiado de manos durante la semana pasada cuando los combates entre el gobierno libio y las fuerzas de la oposición se extendieron a territorio tunecino. Actualmente, el paso fronterizo está bajo control de la oposición. Los habitantes de la ciudad de Dehiba afirman que están preocupados por las actividades militares en la frontera, y temen nuevos combates. ACNUR ofrecerá tiendas de campaña a las autoridades locales en caso de que necesiten reubicar a algunas familias lejos de la frontera.

La mayoría de los refugiados libios están saliendo del país con sus grupos tribales. Muchos se están alojando en los campamentos durante unos días antes de continuar su camino para buscar cobijo en casas de familias locales tunecinas. ACNUR y sus socios, entre ellos el Programa Mundial de Alimentos y otras agencias, están planificando la distribución de comida y otros materiales de ayuda para los refugiados y las familias de acogida.

Mientras tanto, más personas están huyendo de Libia por mar en dirección a Italia, tras una interrupción de 10 días causada por el mal tiempo. Unas 3.200 personas han llegado a la isla de Lampedusa en los últimos cinco días, la mayoría originarias del África subsahariana. Esto eleva a 8.100 el número total de llegadas a Italia procedentes de Libia desde el 26 de marzo. Otras 1.132 personas han llegado a Malta en barcos a mediados de abril.