ACNUR insta a Myanmar a proteger a los civiles en el estado de Rakhine

El siguiente contenido corresponde a las declaraciones formuladas hoy por un portavoz de ACNUR en una rueda de prensa en el Palacio de las Naciones, en Ginebra.

ACNUR está sumamente preocupado por la seguridad y el bienestar de los civiles en la región norte del estado de Rakhine, Myanmar. Instamos al Gobierno de Myanmar a que asegure la protección y la dignidad de todos los civiles en su territorio, de acuerdo con el Estados de Derecho y sus obligaciones internacionales.

Hacemos un llamado a la calma y al acceso de la ayuda humanitaria para evaluar y satisfacer las necesidades de miles de personas que, según reportes, han sido desplazadas de sus hogares por las continuas operaciones de seguridad. Se cree que la población afectada está en urgente necesidad de alimentos, albergue y atención médica.

ACNUR insta al Gobierno de Myanmar a que permita a los actores humanitarios retomar las actividades de asistencia vital, las cuales se habían estado llevando a cabo para cerca de 160.000 civiles en el norte del estado de Rakhine, hasta que se vieron suspendidas el 9 de octubre.

También hacemos un llamado al Gobierno de Bangladesh a que mantenga abiertas sus fronteras con Myanmar y permita un pase seguro a los civiles que huyen de la violencia en Myanmar.