Malaui: ACNUR comienza la reubicación de solicitantes de asilo mozambiqueños

El siguiente contenido corresponde a las declaraciones formuladas hoy por un portavoz de ACNUR en una rueda de prensa en el Palacio de las Naciones, en Ginebra.

La Agencia de la ONU para los Refugiados ha iniciado esta mañana una operación a gran escala para la reubicación de unos 10.000 solicitantes de asilo mozambiqueños en el sur de Malaui, con el objetivo de mejorar las condiciones de vida de esta población.

Un primer grupo compuesto por 81 solicitantes de asilo abandonó el distrito de Nsanje en dos autobuses para emprender un viaje de 320 kilómetros con destino a Luwani, en el sudeste del país. A su llegada, permanecerán en un centro de tránsito durante un máximo de dos días, hasta que se les proporcione una parcela de terreno, alimentos, materiales para la construcción de refugios y útiles domésticos.

El pasado mes, el gobierno de Malaui autorizó a ACNUR a reubicar a los solicitantes de asilo mozambiqueños en un antiguo campamento en Luwani, que ha sido reabierto con este propósito. La Organización Internacional para las Migraciones (OIM), trabaja conjuntamente con la Agencia de la ONU para los Refugiados proporcionando apoyo logístico en esta operación.

La mayor parte de los solicitantes de asilo mozambiqueños, alrededor de 10.000 personas, han estado viviendo hasta ahora en condiciones de hacinamiento en un área de unos 100 kilómetros cuadrados al sur de Lilongüe, la capital del país. La mayoría están en la población de Kapise, cercana a la frontera con Mozambique, donde actualmente las lluvias torrenciales están haciendo las carreteras impracticables. Por este motivo, ACNUR y el gobierno de Malaui acordaron que el traslado a Luwani empezaría por las familias situadas en el distrito de Nsanje. Se espera que las condiciones en la carretera de Kapise mejoren con el final de las lluvias, de forma que las reubicaciones desde esta zona puedan empezar la próxima semana. A esta operación seguirá la reubicación de otros 800 solicitantes de asilo desde la vecina Ckiwawa.

La pasada semana, ACNUR llevó a cabo una rápida evaluación en los distritos de Ntcheu, Dedza y Nsanje para determinar la situación de los recién llegados desde Mozambique. En Nsanje se han registrado nuevos solicitantes de asilo a los que se proporcionó alimento y otros materiales de ayuda. Se realizará otra evaluación en Chikwawa en los próximos días, en la que se registrarán nuevos solicitantes de asilo para su reubicación en Luwani.

ACNUR ha estado realizando encuestas de intención durante las últimas tres semanas en todos los centros de tránsito, donde una mayoría de los solicitantes de asilo mozambiqueños han expresado su deseo de ser reubicados en Luwani. Un pequeño número de familias en Kapise han preferido no ser reubicadas. ACNUR continuará proporcionándoles información sobre Luwani, donde hay más terreno disponible y un mejor acceso a servicios. La reubicación se llevará a cabo de forma escalonada durante un periodo de 6 a 8 semanas, con un número programado de entre 200 y 500 solicitantes de asilo trasladados en el primer convoy desde Kapise. Tras este, se pondrán en marcha nuevos convoyes cada dos días.

Desde el mes de diciembre, Malaui ha observado un incremento de las llegadas desde Mozambique, con un pico de más 250 personas diarias a principios de marzo. Las cifras han disminuido de forma significativa desde entonces, pero aquellos que han conseguido cruzar han informado al personal de ACNUR que se está optando por rutas alternativas debido al aumento de la presencia militar en la frontera. ACNUR insta a todos los actores a respetar el derecho a pedir asilo.

El campamento de Luwani había acogido previamente a refugiados mozambiqueños durante la guerra civil que tuvo lugar entre 1977 y 1992, y fue clausurado en 2007. Cuenta con más de 160 hectáreas de terreno. Los solicitantes de asilo tendrán acceso allí a mejores instalaciones y servicios, entre ellos sanidad, educación, agua y protección, y asimismo, serán incluidos en actividades de autoabastecimiento como agricultura.

ACNUR, junto con socios como UNICEF, PMA, OIM, ONU Mujeres, MSF, Plan Internacional, Acción Contra el Hambre España, Oxfam, World Vision, Norwegian Church Aid y Participatory Rural Development Organisation (PRDO) están proporcionando servicios esenciales en Kapise, incluyendo agua e instalaciones de saneamiento, alimento, refugio, atención médica y apoyo psicosocial. La asistencia de ACNUR y sus socios continuará en Luwani.

Malaui acoge actualmente a unos 25.000 refugiados y solicitantes de asilo, la inmensa mayoría procedentes de la región de los Grandes Lagos y el Cuerno de África, en el campo de Dzaleka, situado a unos 35 kilómetros de Lilongüe. Este campamento ya ha aumentado su capacidad, pese a la severa limitación de recursos para asistir a los refugiados.