42.000 desplazados en Libia por los enfrentamientos en Trípoli: ACNUR proporciona ayuda humanitaria

El siguiente contenido corresponde a las declaraciones formuladas hoy por un portavoz de ACNUR en una rueda de prensa en el Palacio de las Naciones, en Ginebra.

ACNUR distribuye asistencia humanitaria de emergencia a las familias desplazadas en Misrata, Libia.

ACNUR distribuye asistencia humanitaria de emergencia a las familias desplazadas en Misrata, Libia.  © ACNUR

En Libia, miles de mujeres, niños, niñas y hombres se ha visto forzados a abandonar los suburbios de Trípoli para huir de los enfrentamientos en los que continúa inmerso el sur de la ciudad.

Los bombardeos indiscriminados e intensos tiroteos están generando un gran nivel de destrucción y desplazamiento de población, al tiempo que sigue aumentando el número de personas afectadas. Más de 42.000 personas se han visto forzadas a huir de sus hogares desde el inicio del conflicto a principios de este mes. Según la Organización Mundial de la Salud, 345 personas han fallecido, incluyendo a 22 civiles, y otras 1.652 han resultado heridas.

Es esencial que se tomen todas las medidas necesarias para asegurar que los civiles no se vean atrapados en el fuego cruzado y que se eviten los ataques a infraestructuras civiles.

En las áreas más afectadas por el conflicto, la desesperación de la población es cada vez mayor y los trabajadores de ACNUR en Libia cuentan que la gente tiene miedo de abandonar sus hogares. El agua potable escasea, a menudo se registran apagones y apenas hay acceso a comida, gasolina y otro tipo de artículos de primera necesidad.

Además del trabajo para proteger a refugiados y migrantes en Libia en las complicadas circunstancias actuales, ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, ha estado trasladando ayuda humanitaria de emergencia y asistencia para dar apoyo a los civiles libios en las áreas más afectadas. Esta misma semana se hizo un envío urgente de medicamentos y material médico al Ministerio de Sanidad.

Asimismo se han proporcionado tres ambulancias totalmente equipadas al Hospital Central de Trípoli, al Hospital Al Hadaba Alkhadra y al Centro Nacional de Cardiología Tajoura, que continúan proporcionando asistencia médica en este contexto tan complejo. 

ACNUR, en coordinación con su socio Libaid y otras organizaciones locales, también ha distribuido mantas, colchonetas para dormir, lámparas solares, utensilios de cocina, cubos y otro tipo artículos de primera necesidad para unas 6.200 personas desplazadas acogidas en refugios colectivos y otras zonas de las ciudades de Trípoli, Azzawya, Sabratha, Garabulli y Misrata.

No obstante, la situación de seguridad extremadamente volátil hace que tanto ACNUR como otras organizaciones humanitarias tengan un acceso muy restringido a ciertas zonas.

ACNUR reclama un acceso sin restricciones y duradero para hacer llegar la ayuda humanitaria a todas las zonas afectadas y pide que se acuerde una tregua humanitaria temporal que permita la prestación de servicios de emergencia y el paso seguro y voluntario de civiles de las zonas afectadas por el conflicto.

Para más información sobre este tema, por favor contactar: