Alto Comisionado lanza libro sobre contribuciones del Islam a la protección de los refugiados

Un libro sobre la influencia de la tradición islámica y árabe en el moderno derecho internacional de los refugiados ha sido publicado en esta semana en Arabia Saudita.

Muslim Pilgrims circle the Kaaba at the Grand Mosque in Mecca. A new book shows the links between Islam and modern international refugee law. [for translation]  © Reuters/Ahmed Jadallah

RIYAD, Arabia Saudita, 24 de Junio de 2009 (ACNUR) – Un libro sobre la influencia de la tradición islámica y árabe en el moderno derecho internacional de los refugiados ha sido publicado en esta semana en Arabia Saudita con el patrocinio del ACNUR. A la ceremonia participó el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres.

El estudio comparativo, solicitado por Guterres y publicado en un nuevo libro del profesor y decano de la facultad de derecho de la Universidad de El Cairo, Ahmed Abu Al-Wafa, fue lanzado en la Universidad árabe Naif, en Ryadh. La ceremonia fue presidida por el Príncipe Naif bin Abdul Aziz, Vice Primer Ministro, Ministro del Interior y jefe del Consejo Superior de la Universidad árabe Naif, y por el presidente de la Universidad, profesor Abdul-Aziz bin Saqr al-Ghamedi.

El libro destaca que la tradicional generosidad islámica hacia las personas que huyen de la persecución se remonta a 1.400 años atrás y tuvo más influencia sobre el derecho internacional de los refugiados que cualquier otra fuente histórica.

En su discurso en el evento en la Universidad árabe Naif, el Alto Comisionado dijo que "todos los principios que contiene el moderno derecho internacional de los refugiados se encuentran en la Shari'a. La protección de los refugiados, de sus bienes y familias, el non-refoulement (retorno forzado), el carácter civil del asilo, la repatriación voluntaria, son todos temas abordados en el Sagrado Corán."

En el prefacio del libro "El derecho de asilo entre la Shari'a islámica y el derecho internacional de los refugiados: un estudio comparativo", Guterres resalta que el nuevo libro muestra que, más de cualquier otra fuente histórica, el derecho y la tradición del Islam fundamentan el marco legal sobre el cual se basan actualmente las actividades del ACNUR en todo el mundo en beneficio de millones personas desarraigadas. Esto incluye el derecho de toda persona de buscar y recibir asilo en caso de persecución, así como la prohibición de retornar aquellos en necesidad de protección a situaciones de peligro.

"Aunque muchos de estos valores pertenecieron a la cultura y tradición árabe, incluso antes del Islam, este hecho no siempre hoy es reconocido, ni en el mundo árabe", escribe Guterres. "La comunidad internacional debería valorar esta tradición de 14 siglos de generosidad y hospitalidad y reconocer su contribución al derecho moderno".

En su estudio el profesor Abu Al-Wafa describe como la tradición islámica y árabe respeta a los refugiados, incluyendo a los no musulmanes, prohíbe que sean obligados a cambiar sus creencias, evita limitar sus derechos, fomenta la reunificación de sus familias y garantiza la protección de su vida y bienes.

"Hoy en día la mayoría de los refugiados en el mundo son musulmanes", escribe Guterres. "Esto pasa en un momento en que el nivel del extremismo étnico y religioso está aumentando en todo el mundo, incluso en las sociedades más desarrolladas. El racismo, la xenofobia y el sembrar miedo de forma populista manipulan la opinión pública y confunden refugiados con migrantes ilegales e incluso terroristas".

"Estas actitudes también han contribuido a malentendidos hacia el Islam, y los refugiados musulmanes han pagado un alto precio por eso. Seamos claros: los refugiados no son terroristas. Son antes que todo víctimas del terrorismo. Este libro nos recuerda que es nuestro deber combatir esas actitudes".

El libro además refleja la estrecha colaboración del ACNUR con los Estados miembros de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI), que en el 1990 adoptó la Declaración de los Derechos Humanos en el Islam, en la cual se establece que toda persona que huye de la persecución tiene el derecho de buscar asilo y recibir protección en otro país.

En su prefacio del libro el Secretario General de la OCI, Ekmeleddin Ihsanoglu, observa que el libro "muestra que la Shari'a aplica normas justas y tolerantes a los refugiados y que se preocupa por su bienestar e intereses, mientras confirma el derecho a la integridad humana y a una vida libre y digna".

El profesor al-Ghamedi, de la Universidad árabe Naif, dijo que el tema principal del estudio "es particularmente importante en razón del crecimiento del numero de refugiados en los países árabes e islámicos en los últimos años".

El profesor Ahmad At-Tayyib, rector de la Universidad Al-Azhar en El Cairo, escribió que el concepto árabe del asilo, o "ijarah", es más antiguo que el Islam y fue aceptado por la Shari'a "por ser una de las buenas prácticas establecidas en sus tradiciones y costumbres, que involucraba nobles modales y valores éticos como el rescate de quien está en peligro y la protección de los oprimidos".

Guterres presentó el libro también al Príncipe Faisal Bin Abdullah, presidente de la Autoridad Saudita de la Media Luna Roja.

"Creemos que este libro puede contribuir bastante a combatir prejuicios y distorsiones sobre el Islam", dijo el Alto Comisionado al príncipe. "Puede ayudar a mostrar la verdadera cara del Islam."