ACNUR participa en los 16 Días de Activismo contra la Violencia de Género

El Alto Comisionado António Guterres ha renovado este jueves en Ginebra el compromiso de ACNUR de seguir afrontando los problemas de las mujeres refugiadas en todo el mundo.

El primero de los 16 días de Activismo el personal del ACNUR se dio cita en el atrio de la sede para escribir la palabra "NO".  © ACNUR

GINEBRA, 25 de noviembre (ACNUR) – El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados António Guterres ha renovado este jueves el compromiso de seguir afrontando los problemas de las mujeres refugiadas en todo el mundo.

"Es indudable que subsisten muchos retos", reconoció Guterres en un mensaje dirigido especialmente al personal de la organización al dar comienzo a la campaña internacional 16 días de Activismo contra la Violencia de Género, que se celebra todos los años desde su lanzamiento en 1991 por el Instituto de Liderazgo Global de la Mujer.

Retomando el tema de este año, "Estructuras de Violencia: definiendo los vínculos entre el militarismo y la violencia contra las mujeres", el Alto Comisionado ha resaltado que el militarismo suele agravar e incluso perpetuar la violencia porque promueve una cultura de miedo y separación en la que la violencia y la agresión prosperan.

"Los efectos más graves recaen sobre las mujeres de todas las edades, especialmente a través de violaciones y otras formas de violencia sexual y de género", añadió.

Guterres recordó en su discurso que hace 10 años ACNUR dialogó con más de 500 mujeres refugiadas acerca de la protección que recibían. De estas conversaciones surgieron los Cinco compromisos de ACNUR con las mujeres refugiadas: inscripción y documentación individual; estrategias integradas para combatir la violencia sexual y de género; distribución de material sanitario suficiente y adecuado; representación paritaria en los comités de refugiados y participación paritaria en la gestión de las ayudas alimentarias y no alimentarias.

"¿Hemos mantenido estos compromisos?", preguntó Guterres. "En general, sí. Hemos incrementado la inscripción y la documentación individual de las mujeres refugiadas y ha aumentado la participación femenina en los comités de refugiados y en la distribución de alimentos y otras ayudas. El acceso al material sanitario ha mejorado y casi todas las oficinas han implementado procedimientos operativos estándar para responder a la violencia de género, aunque ésta sigue siendo demasiado frecuente".

El Alto Comisionado manifestó que como parte del compromiso de seguir afrontando los problemas de las mujeres refugiadas, en el marco del 60.° aniversario de su fundación, la Agencia acaba de lanzar una serie de diálogos regionales centrados casi exclusivamente en las mujeres y las niñas. El primer encuentro tuvo lugar la semana pasada en Nueva Delhi.

Guterres anunció que las oficinas de la Agencia en todo el mundo celebrarán los 16 días de Activismo a través de numerosos eventos y actividades relacionados con la eliminación de la violencia sexual y de género. "También vamos a participar en la campaña DI NO – ÚNETE para Poner Fin a la Violencia contra las Mujeres del Secretario General de las Naciones Unidas".

Por su parte, en un discurso especial pronunciado ante los miembros del personal de ACNUR en Ginebra, muchos de los cuales llevaban cintas blancas para expresar su determinación de no cometer, condonar ni callar un acto de violencia contra la mujer, la Alta Comisionada Asistente para la Protección, Erika Feller, admitió que en lo que va de año, en las provincias orientales de la República Democrática del Congo han sido víctimas de violencia sexual 15.000 mujeres, muchas de ellas desplazadas forzosas.

Dentro de los 16 días de Activismo se celebran también el Día Internacional de las Mujeres Defensoras de los Derechos Humanos (29 de noviembre), el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA (1 de diciembre), el Día Internacional de las Personas con Discapacidad (3 de diciembre) y el Día Internacional de los Derechos Humanos (10 de diciembre).