El Alto Comisionado visita un centro de tránsito de emergencia en Rumania

António Guterres ha recorrido el primer centro de tránsito de emergencia de Europa, situado en Rumania, y ha dialogado con refugiados de Sri Lanka y Palestina.

El Alto Comisionado António Guterres dialoga con jóvenes refugiados palestinos en el centro de tránsito de emergencia de Timisoara.  © ACNUR

BUCAREST, Rumania, 28 de mayo (ACNUR) – El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres, ha recorrido el primer centro de tránsito de emergencia (CTE) de Europa, situado en Rumania, y ha dialogado con refugiados de Sri Lanka y Palestina.

El centro, creado a finales de 2008 en la ciudad de Timisoara por el gobierno de Rumania, el ACNUR y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), fue inaugurado oficialmente en marzo de 2009. Proporciona alojamiento temporario a refugiados que necesitan ser evacuados con urgencia de sus primeros países de asilo porque sus vidas corren peligro. Los huéspedes pueden permanecer en el CTE hasta seis meses, al cabo de los cuales deben ser trasladados a terceros países. En julio de 2009 se inauguró en Eslovaquia un CTE similar.

El jueves, primero de los dos días de su visita a Rumania, Guterres dialogó en el CTE con 152 refugiados originarios de Palestina y de Sri Lanka que esperan ser reasentados a otros países. 99 de ellos acababan de llegar tras un viaje extenuante de 26 horas procedentes del campo de Al-Walid, en el desierto de Irak, donde habían permanecido durante años.

"Este proyecto piloto responde a una exigencia puesta en evidencia por la operación en Uzbequistán", explicó Guterres refiriéndose a la aceptación por parte de Rumania en julio de 2005 de 439 refugiados uzbecos transportados por avión desde Kirguistán para ser trasladados a otros países, operación que constituyó el primer paso hacia la creación del CTE.

"Entonces necesitábamos ayuda y es en los tiempos de necesidad que se hacen ver los amigos. Como Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados deseo expresar al gobierno y al pueblo de Rumania nuestro más profundo agradecimiento por acoger este centro de tránsito de emergencia", expresó Guterres antes de cerrar la ceremonia plantando un "árbol de los deseos".

Un anciano palestino llegado de Irak pero dotado de una energía sorprendente para sus 80 años manifestó que lo único que buscaba era estabilidad: "Acepto cualquier pasaporte, con tal de poder ir a visitar a mis hijos e hijas desparramados por el mundo".

Y una joven de Sri Lanka contó que se vio obligada a abandonar su hogar durante la fase final de la guerra entre el ejército y la guerrilla de los Tigres de Liberación de Eelam Tamil y atravesó la India, Singapur e Indonesia antes de ser trasladada en avión a Rumania: "Nunca había oído hablar de este país, pero ahora me gusta. En Rumania me siento bien".

Desde 2008 han pasado por el CTE de Timisoara más de 600 refugiados. Ese mismo año Rumania aprobó una ley que la convierte en uno de los pocos países del mundo dispuestos a aceptar refugiados temporarios. El primer grupo de refugiados de Myanmar llegará a principios de junio.

En su segundo día de visita a Rumania, el Alto Comisionado Guterres se reunió en Bucarest con el Primer Ministro Emil Boc y altos funcionarios del gobierno.

Por Claudia Liute desde Bucarest, Rumania