Primer grupo de refugiados marfileños regresa a casa con el apoyo del ACNUR

A convoy carrying 118 people left the Solo refugee camp and arrived four hours later at a transit centre in Toulepleu, Côte d'Ivoire. [for translation]

Los refugiados marfileños se suben a los camiones en el campamento de Solo, en Liberia.  © ACNUR

MONROVIA, Liberia, 25 de octubre (ACNUR) – La agencia de la ONU para los refugiados ha facilitado el retorno del primer grupo de refugiados marfileños que han optado por la repatriación voluntaria desde Liberia, donde buscaron seguridad en el período de violencia postelectoral que azotó Costa de Marfil el año pasado.

Un convoy de 12 vehículos en el cual se trasladaban 118 refugiados salió del campamento de Solo, en la provincia de Grand Gedeh, el viernes en una operación organizada por el ACNUR y la Comisión liberiana para la Repatriación y el Reasentamiento de los Refugiados. El número de 114 refugiados repatriados citado en los primeros comunicados estaba equivocado.

A los refugiados fueron entregadas galletas proteicas y agua antes del viaje de 4 horas y 105 kilómetros que los llevó hasta la localidad de Toulepleu, en Costa de Marfil, donde se encuentra el centro de tránsito más cerca de la frontera. Desde ahí los refugiados se dirigieron a sus respectivos pueblos en las zonas de Blolequine, Toulepleu, Doukoue y Guiglo.

Algunos de los refugiados dijeron que querían volver a su país por que las condiciones de seguridad habían mejorado, otros para que sus hijos fueran a la escuela. Otros más citaron razones de empleo, mientras que algunos otros dijeron querer participar en las elecciones parlamentarias previstas para diciembre.

"El ACNUR no está actualmente promoviendo los retornos, pero el acuerdo tripartido ya está operacional", dijo Robert Tibagwa, representante adjunto del ACNUR en Liberia, haciendo mención de una acuerdo firmado en agosto entre ACNUR y los gobiernos de Costa de Marfil y Liberia. "Continuaremos trabajando con nuestros socios para asistir a los refugiados que deseen retornar", concluyó.

Alrededor de 163.000 refugiados de Costa de marfil viven actualmente en Liberia. Cerca de 156.700 llegaron al país desde noviembre del año pasado, mientras que unos 6.500 ya vivían en el país desde 2003.

La violencia se desató en Costa de Marfil cuando el ex presidente Laurent Gbagbo se rehusó a dejar el poder después haber perdido las elecciones – certificadas por las Naciones Unidas – de noviembre de 2010 contra Alassane Ouattara, que juramentó después de que Gbagbo se rindiera, el pasado abril.