Africanos subsaharianos que huyen de Libia informan de intimidaciones y violencia

ACNUR mostró el martes su preocupación ante el creciente número de testimonios que informan sobre la violencia y discriminación en Libia contra africanos subsaharianos.

  © ACNUR/F.Noy

GINEBRA, Suiza, 8 de marzo (ACNUR) – La Agencia de la ONU para los Refugiados mostró el martes su preocupación ante el creciente número de testimonios que informan sobre la violencia y discriminación en Libia contra africanos subsaharianos.

El portavoz de ACNUR, Adrian Edwards, dijo en una rueda de prensa en Ginebra que estas informaciones provenían de personas que habían huido de zonas del este y oeste de Libia.

"Un equipo de ACNUR en la frontera con Egipto entrevistó ayer a un grupo de sudaneses que habían llegado desde el este de Libia. Este grupo contó que algunos libios armados iban puerta por puerta, obligando a los africanos subsaharianos a marcharse. Una niña sudanesa de 12 años fue violada," dijo Adrian Edwards.

"Este grupo también informó de que a mucha gente se la habían confiscado sus documentos o se los habían destruido. Hemos escuchado relatos similares de un grupo de chadianos que huyeron de Benghasi, Al Bayda y Brega en los últimos días,"añadió.

Adrian Edwards reiteró el llamamiento de ACNUR a todas las partes implicadas para que reconozcan la vulnerabilidad de los refugiados y de los inmigrantes del África subshariana, y para que tomen las medidas oportunas para asegurar su protección. También destacó la necesidad de llevar rápidamente de vuelta a sus países de origen a las personas que han llegado a Egipto y a Túnez desde Libia, y que en algunos casos llevan durmiendo a la intemperie cerca de de diez días.

"En ambas fronteras, la mayor parte de las personas que esperan a ser evacuados son hombres solteros bangladesíes. En este momento hay una escasez crítica de vuelos de larga distancia a Bangladesh, a otros países asiáticos y a África subsahariana", indicó.

"ACNUR y la OIM están utilizando las contribuciones recibidas para fletar vuelos, y varios países donantes han ofrecido vuelos de larga distancia. Sin embargo, con el cálculo de 40-50 vuelos necesarios para repatriar a todos los inmigrantes, será necesario un mayor apoyo para asegurar que todos sean transportados a sus países de origen". En la frontera tunecina con Libia, el número de llegadas ha disminuido considerablemente desde el inicio del mes, con 2.485 personas que llegaron el lunes. Este descenso ha coincidido con la intensificación de los combates en el oeste de Libia. Las personas que han llegado durante los últimos días han informado de que hay numerosos controles militares en las carreteras establecidos a lo largo de la ruta. La mayoría explican que les han registrado en busca de teléfonos móviles, tarjetas de memoria o tarjetas sim. En el campo de tránsito en Chaucha, cerca de la frontera, las tiendas de ACNUR acogen actualmente a 15.000 personas. ACNUR ha registrado 311 personas con problemas de protección, entre las que se incluyen ciudadanos somalíes y eritreos.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, António Guterres, y el Director General de OIM, William Lacy Swing, estuvieron en Túnez el martes para reunirse con el gobierno y visitar la frontera para hablar con las comunidades locales y evaluar sus condiciones.

El número de personas que ha huido de la violencia en Libia sobrepasa las 212.000. Entre ellas se incluyen 112.169 que han huido a Túnez, y 98.188 a Egipto. El Gobierno de Argelia también ha informado a ACNUR de más de 4.000 personas por aire, tierra y mar, incluyendo a las personas evacuadas de Túnez y Egipto.