Angelina Jolie pide que continúe la ayuda a las personas que huyen de Libia

Durante su visita a Túnez, la Embajadora de Buena Voluntad del ACNUR pidió ayuda y acceso humanitario a las personas afectadas por las dos emergencias en curso.

La Embajadora de Buena Voluntad del ACNUR Angelina Jolie se reúne con una famila de refugiados somalíes durante su visita al campamento de Coucha.  © ACNUR/J.Tanner

RAS ADJIR, Túnez, (ACNUR). La Embajadora de Buena Voluntad de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados, Angelina Jolie, viajó el martes por la mañana a la frontera entre Túnez y Libia para reclamar un mayor apoyo internacional a las personas que huyen de Libia.

Más de 400.000 personas han escapado de la violencia en Libia durante el último mes, llegando a países como Túnez, Egipto, Níger, Argelia, Chad y Sudán. Solamente Túnez ha recibido más de la mitad de las personas que llegan desde Libia y ha proporcionado un notable esfuerzo humanitario.

"La extraordinaria muestra de generosidad del pueblo tunecino dice mucho del futuro de este país", afirmó la Embajadora de Buena Voluntad de ACNUR. "Es una señal de la apertura que se está extendiendo por la región"

A finales de febrero, se establecieron varios centros de tránsito a unos 7 kilómetros hacia el interior de Túnez con el fin de facilitar un refugio temporal a las personas que llegaban desde Libia. Al mismo tiempo, ACNUR y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) comenzaron a ayudar a los inmigrantes a regresar a sus países de origen en el marco de una evacuación humanitaria aérea. Hoy, más de 70.000 personas han retornado a sus hogares en condiciones de seguridad con la ayuda de ACNUR y la OIM, aunque siguen llegando más personas. Unos 11.000 ciudadanos de terceros países permanecen todavía en la zona de tránsito.

"La comunidad internacional ha hecho bien en respaldar el notable esfuerzo de Túnez para proporcionar ayuda humanitaria", dijo Angelina Jolie. "Sin embargo, con 2.000 personas que siguen cruzando la frontera cada día, no podemos permitir que la financiación se agote, ya que necesitamos mantener este impulso".

Durante la visita, la Fundación Jolie-Pitt ha realizado una importante contribución para ayudar a mantener las evacuaciones humanitarias que se están llevando a cabo. La Fundación ha cubierto el coste de un vuelo para que 177 personas regresen a sus países de origen, y ha comprado una ambulancia para apoyar la asistencia proporcionada por Túnez en la frontera a los heridos que llegan de Libia.

"Queremos animar a otros, individuos o gobiernos, a continuar prestando apoyo y asistencia para satisfacer las necesidades sobre el terreno", declaró Angelina Jolie.

Si bien los inmigrantes constituyen la mayoría de estos recién llegados, también hay unas 2.500 nacionales de países devastados por la guerra que no pueden regresar a sus hogares y que, por lo tanto, necesitan protección internacional.

"Están aguardando aquí con una leve esperanza, incapaces de regresar a sus países de origen y sin saber qué será de su futuro. Este constante ciclo de desplazamiento debe llegar a su fin", afirmó la Embajadora de Buena Voluntad de ACNUR.

Angelina Jolie se entrevistó hoy martes con personas que han huido de Libia recientemente en relación a los intensos combates en el interior del país. Escuchó desgarradores testimonios sobre puestos de control, acoso y agresiones. Además hizo un llamamiento para se tomen medidas que permitan a las Naciones Unidas y a las organizaciones no gubernamentales acceder a Libia y distribuir asistencia urgente, incluyendo comida y suministros médicos.

La Embajadora de Buena Voluntad de ACNUR también escuchó dramáticos relatos por parte de africanos subsaharianos y del Cuerno de África que están siendo objeto de ataques deliberados en el interior de Libia. Muchos permanecen escondidos en condiciones desesperadas, incapaces de desplazarse por temor a la violencia. Angelina Jolie ha hecho un llamamiento para que se abra un corredor humanitario que facilite un acceso seguro a estas personas a los lugares donde pueden encontrar refugio.

Sin este corredor humanitario, miles de africanos subsaharianos y originarios del Cuerno de África están huyendo de Libia por mar, utilizando embarcaciones no aptas para la navegación organizadas por traficantes de seres humanos. En las últimas semanas, se han registrado varias llegadas a la pequeña isla italiana de Lampedusa, y también han sido interceptadas varias embarcaciones frente a las costas de Túnez. Existen también informes de que algunas de estas personas no han logrado sobrevivir a este peligroso viaje a través del Mediterráneo.