ACNUR envía 250 tiendas para los desplazados por el terremoto en Kirguistán

El ACNUR ofrece 250 tiendas de campaña familiares para albergar a unas 2.000 personas que quedaron sin hogar en Kirguistán tras el terremoto de la semana pasada en la frontera con Uzbekistán.

El personal de ACNUR se prepara para distribuir la ayuda a los desplazados por el terremoto.  © ACNUR/Z.Dossova

BISHKEK, Kirguistán, 29 de Julio (ACNUR) -- La Agencia de la ONU para los Refugiados ha enviado 250 tiendas familiares para unas 2.000 personas que se quedaron sin hogar en Kirguistán por el terremoto de la semana pasada en la frontera con Uzbekistán. Las tiendas ligeras fueron distribuidas el pasado viernes a personas que viven en las provincias de Batken y Osh.

Los medios de comunicación informan de que unas 200 casas fueron destruidas en estas provincias por el terremoto, que alcanzó los ocho puntos en la escala de Richter y que dejó al menos 13 muertos en Uzbekistán y 15 personas gravemente heridas en Kirguistán.

Mahir Safari, Representante de ACNUR en funciones en Kirguistán, afirmó que las tiendas ayudarán a unas 300 familias "a superar las consecuencias del terremoto". Además añadió que la Agencia de la ONU para los Refugiados continuará trabajando con el gobierno de Kirguizistán en un programa de preparación de emergencias.

ACNUR donó las tiendas como parte de una respuesta interagencial en estrecha coordinación con el gobierno, el cual está ofreciendo asistencia y ayuda en el terreno.

Algunas de las zonas afectadas por el terremoto habían sido devastadas por la violencia el año pasado, dejando a decenas de miles de personas desplazadas. ACNUR participa para generar medidas de confianza con el fin de ayudar a mantener la paz.