Más de 50.000 refugiados de Bután han sido reasentados por un programa de ACNUR

Milestone reached thanks to generosity of resettlement countries, resilience of the refugees and support from Nepal's government and people. [for translation]

La mayoría de los refugiados reasentados han comenzado una nueva vida en Estados Unidos. Esta familia aprende a utilizar el metro en Nueva York.  © ACNUR/K.Das Shrestha

KATMANDÚ, Nepal, 17 de agosto (ACNUR) – Jai Prasad Sunuwar voló hacia Dakota del Sur, en los Estados Unidos, a comienzos de mes, convirtiéndose en el refugiado número 50.000 originario de Bután que es reasentado desde Nepal bajo un programa lanzado hace cuatro años por ACNUR y sus socios.

"Éste es un resultado fantástico" dijo Stephane Jaquemet, Representante de ACNUR en Nepal. Jaquemet declaró que este hito no se podría haber logrado sin "la increíble generosidad de los países de reasentamiento, la gran resistencia de los refugiados y el gran apoyo del gobierno y la población de Nepal".

En el marco de uno de los mayores programas de reasentamiento de ACNUR, más de 42.000 refugiados han comenzado una nueva vida en Estados Unidos. Otros han abandonado los campos en el este de Nepal para reasentarse en Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Noruega, Dinamarca, Países Bajos y Reino Unido. Estos refugiados habían llegado a Nepal a comienzos de los 90 huyendo de las tensiones étnicas en Bután.

"La salida de 50.000 refugiados desde Nepal para su reasentamiento en el extranjero es un hito digno de mención que muestra los esfuerzos realizados en el marco de una colaboración multinacional" dijo el embajador de Estados Unidos en Nepal, Scott H. DeLisi.

La Agencia de la ONU para los Refugiados es la responsable de entrevistar a refugiados y remitir sus casos a los países de reasentamiento, mientras que la Organización Mundial para las Migraciones lleva a cabo las evaluaciones de salud, organiza cursos de orientación cultural y traslada a los refugiados desde Nepal a sus países de reasentamiento.

Cuando empezó el programa de reasentamiento en noviembre de 2007 había casi 110.000 refugiados de Bután residiendo en siete campos en el este de Nepal, tres de los cuales se han cerrado desde entonces. De aquellos refugiados que quedan en los campos, unos 47.000 han expresado su interés por el reasentamiento.

El embajador DeLisi dijo que los Estados Unidos tienen previsto reasentar a más refugiados que todavía se encuentran viviendo en Nepal. "Al mismo tiempo, seguimos esperando que el gobierno de Bután permita regresar sin restricciones a aquellos ciudadanos que quieren hacerlo" añadió.

Mientras tanto Stephane Jaquemet destacó que la tasa de aceptación por parte de los países de reasentamiento se situó en el 99%, la más alta del mundo. ACNUR continuará trabajando, en colaboración con la comunidad internacional, para encontrar soluciones duraderas para la difícil situación de los refugiados, entre las cuales se encuentra la repatriación voluntaria.