Apatridia: ACNUR saluda nuevas adhesiones y pide más apoyo internacional

Croatia, Nigeria and the Philippines have become the latest countries to become party to one or both of the statelessness conventions. [for translation]

El Alto Comisionado António Guterres congratulándose con el presidente croata Ivo Josipovic por la adhesión, bajo la mirada de Patricia O'Brian, Subsecretaria General de la ONU para Asuntos Legales.  © ACNUR/UN Office of Legal Affairs Treaty Section

GINEBRA, Suiza, 23 de septiembre (ACNUR) – Tres nuevos países han formalmente adoptado estándares jurídicos internacionales para impedir que las personas apátridas se queden atrapadas en un limbo legal. Es una señal que la campaña internacional contra la apatridia está cobrando fuerza, aunque necesite todavía mucho más apoyo por parte de la comunidad internacional.

En esta semana Croacia, Nigeria y Filipinas han depositado sus respectivos instrumentos de adhesión y/o ratificación durante la ceremonia anual de tratados que se realiza al margen de la Asamblea General de la ONU, en Nueva York. Los tratados en cuestión son la Convención sobre el Estatuto de los Apátridas de 1954, que define quien es considerado un apátrida y establece normas mínimas para su trato, y la Convención para Reducir los Casos de Apatridia de 1961, que proporciona los principios y el marco legal para la prevención de la apatridia.

Se estima que en el mundo hay 12 millones de personas apátridas. No tienen nacionalidad, normalmente no cuentan con documentos de identidad y a menudo les son negados derechos humanos fundamentales, como el acceso a la salud, educación, vivienda y empleo.

Actualmente, la mayoría de los nuevos casos de apatridia conciernen los niños nacidos de padres apátridas. Este fenómeno se podría prevenir si más países se adhiriesen a la Convención para Reducir los Casos de Apatridia de 1961 y ofreciesen la nacionalidad a los niños apátridas de nacimiento.

El jueves, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres, saludó Croacia como el 40º Estado parte de la Convención de 1961. Guterres se congratuló con el presidente de Croacia Ivo Josipovi? después de que presentó en la ONU la documentación con la cual su país se comprometía a prevenir los futuros casos de apatridia. En Croacia viven alrededor de 1.700 ciudadanos de la Ex Yugoslavia que son apátridas o en riesgo de convertirse en apátridas. El ACNUR está trabajando para brindarles apoyo legal para resolver el problema.

Al depositar los instrumentos de adhesión el martes, el presidente de Nigeria Goodluck Jonathan fue citado por la prensa de su país diciendo que la adhesión era una demostración de la "determinación del país de garantizar que todos tienen un derecho efectivo a la nacionalidad". Dado el peso diplomático de Nigeria, el ACNUR espera que la adhesión del país fomente los esfuerzos para promover la adhesión y responder a la apatridia en África.

Con los acontecimientos de esta semana, Filipinas se ha convertido en el primer país del Sudeste de Asia en ser parte de la Convención de 1954. "Nos agrada saludar las Filipinas como el primer país de la región que se ha comprometido a proteger los derechos de las personas apátridas", dijo Bernard Kerblat, representante del ACNUR en las Filipinas. "Ahora hay un país en el Sudeste de Asia que puede decir: cuidamos de los apátridas".

Filipinas tiene una larga tradición en acoger a las personas apátridas y existen mecanismos legales para regularizar su estatus. A finales de este año el ACNUR y las autoridades nacionales unirán sus fuerzas en un ejercicio para determinar cuantas personas apátridas hay en el país y donde viven. La agencia para los refugiados está también apoyando al gobierno en realizar las reformas legislativas necesarias para su adhesión a la Convención de 1961.

Filipinas fue uno de los primeros 23 países que firmaron la Convención sobre el Estatuto de los Apátridas de 1954, antes de que se cerrara para la firma el 31 de diciembre de 1955 y ahora ha ratificado la Convención para que tome vigencia. Otros Estados firmatarios que no han ratificado la Convención de 1954 son Colombia, El Salvador y Honduras. Los Estados firmatarios que no han ratificado la Convención de 1961 son República Dominicana, Francia e Israel. El ACNUR está trabajando con estos Estados para permitir que las firmas puestas hace décadas en estas convenciones puedan ser seguidas por sus ratificaciones.

En total, el número de Estados partes de las Convenciones de 1954 y 1961 suma a 68 y 40, respectivamente. Los datos son decepcionadamente bajos, ya que las Naciones Unidas tienen 193 Estados miembros. El apoyo internacional está creciendo, pero todavía no tiene la masa crítica para hacer una diferencia sustancial en la campaña mundial contra la apatridia.

El ACNUR está pidiendo a los gobiernos que consideren seriamente adherirse a ambos tratados. La agencia también está llamando a los Estados que ya están considerando adherirse a iniciar los procedimientos pertinentes a nivel nacional.

Se espera que otros países sigan el ejemplo de Croacia, Nigeria, Filipinas y Panamá – que se adhirió en junio – y se adhieran a una o ambas convenciones sobre la apatridia. En el marco de la celebración del 50º aniversario de la Convención de 1951, el ACNUR tendrá una ceremonia de tratados durante la reunión ministerial de principios de diciembre en Ginebra. Ya varios Estados han indicado su intención de adherirse, o asumir un compromiso en este sentido, durante el evento.

Por Yanya Viskovich en Nueva York y Tom Temprosa en Manila