16 Días de Activismo: La lucha de Mama Hawa contra la violencia sexual

La ex refugiada Hawa Aden Mohamed es honrada por su extraordinario servicio, en condiciones difíciles, en nombre de mujeres y niñas desplazadas.

Mama Hawa, ganadora del Premio Nansen para los Refugiados, en un evento en Nairobi para marcar los 16 Días de Activismo Contra la Violencia de Género.  © ACNUR/F.Juez

NAIROBI, Kenia, 10 de diciembre (ACNUR) – Cuando una madre es violada a la noche en Mogadishu, igualmente sus niños necesitan que les prepare el desayuno a la mañana.

Este fue el descarnado mensaje de Amina Hagi Elmi, directora ejecutiva de la organización Salvemos a las Mujeres y Niños de Somalia (SSWC), en un reciente tributo en Nairobi a la ganadora del Premio Nansen para los Refugiados, Hawa Aden Mohamed. El encuentro también marcó los 16 Días de Activismo Contra la Violencia de Género.

La organización SSWC, con base en Mogadishu, ha estado trabajando con el Centro Educativo para la Paz y el Desarrollo de Galkayo (GECPD) de "Mama" Hawa para contrarrestar la violencia sexual y de género en la capital somalí y en otros lugares del país, y para ayudar a las víctimas sobrevivientes a recuperar su dignidad y ser autosuficientes.

"Yo nací y crecí en Mogadishu. Fui testigo de lo que sucedía y aún soy testigo de lo que está sucediendo", dijo Hagi. "Mientras Mogadishu siga sufriendo inestabilidad e inseguridad, la violencia de género continuará. Las violaciones se suceden hora a hora, noche a noche", agregó.

En respuesta, Hagi Elmi y SSWC, una de las organizaciones socias de ACNUR en la capital somalí, fundaron el Centro de Crisis Hawo Tako para proporcionarles a las mujeres tratamiento médico, asesoramiento psicológico, asistencia legal y sustento. "Queremos brindarles sustento. Queremos ayudarlas a reconstruir su dignidad", dijo. Con el apoyo de ACNUR, SSWC distribuye kits de higiene (kits de dignidad) a las sobrevivientes de violencia de género y violación.

El representante en Somalia de ACNUR, Bruno Geddo, habló de cómo la violación representa un "triple peligro" para las mujeres y niñas en Somalia, agregando que Mama Hawa trabaja sin descanso para contrarrestarlo. "Existe un triple peligro: psicológico, físico y material que la víctima no podrá eludir por sí misma como resultado", dijo.

"Está psicológicamente traumatizada, físicamente afectada, y debido a la tradicional máscara de la sociedad somalí, la víctima lleva un estigma aunque ella haya sido la que fue violada, porque se considera que tuvo relaciones sexuales fuera del matrimonio. Debido a este estigma puede ser expulsada de la familia, y ni siquiera puede ganarse la vida porque es abandonada a su suerte".

Agregó que Mama Hawa enfrenta esta situación de tres maneras: "El GECPD les proporciona acceso a servicio médico, asistencia para reducir el trauma psicológico, entrenamiento y pequeños préstamos para emprendimientos para que las sobrevivientes de violación puedan rehabilitarse y reconstruir sus vidas".

Eliana Irato, directora en el país de la empresa italiana Gruppo Relazioni Transculturali, mientras tanto observó que había sólo tres psiquiatras en toda Somalia y ningún psicólogo. "La mejor descripción para lo que podemos brindar es 'apoyo emocional' a las sobrevivientes de violación ya que un apoyo psicosocial profesional requiere psicólogos", dijo.

En el pueblo de Galkayo al norte de Somalia, el GECPD incluso proporciona un refugio seguro donde las sobrevivientes de violencia de género pueden ir. La organización también ha desarrollado un mecanismo para registrar todas las agresiones sexuales y a las víctimas. "¿Por qué? Porque la gente se acerca y nos dice, 'Están mintiendo, esto no sucede'. Nos dijeron que no existe la violencia de género y que estábamos mintiendo", dijo Mama Hawa.

La ex-refugiada no pudo asistir a la ceremonia de presentación del Premio Nansen para los Refugiados en octubre, pero en un video enfatizó: "Es hora de que la cultura cambie. Necesitamos mantener lo bueno y deshacernos de lo malo. Y lo bueno es fortalecer a las niñas".

Los 16 Días de Activismo es una campaña internacional. El tema este año es "De la Paz en el Hogar a la Paz Mundial: Desafiemos el Militarismo y Terminemos con la Violencia Contra las Mujeres" La campaña finaliza hoy, el Día Internacional de los Derechos Humanos. Reúne a ACNUR, socios, gente involucrada y comunidades de acogida en todo el mundo en un llamado conjunto para terminar con la violencia sexual y de género en todas sus formas.

Por Andy Needham en Nairobi, Kenya

Gracias a la voluntaria de UNV Online Mercedes Scasso por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.