La somalí Hawa Aden Mohamed gana el Premio Nansen para los Refugiados 2012

The former refugee is recognized for her exceptional and inspiring work for Somalia's refugee and displaced girls and women under tough circumstances. [for translation]

  © ACNUR/F.Juez

GINEBRA, Suiza, 18 de septiembre (ACNUR) – El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha anunciado hoy en Ginebra que este año la ganadora del Premio Nansen para los Refugiados es Hawa Aden Mohamed, fundadora y directora del Centro Educativo para la Paz y el Desarrollo de Galkayo (GECPD) situado en Puntlandia, en el noreste de Somalia. Este galardón ha sido otorgado a Hawa Aden Mohamed en reconocimiento a su labor humanitaria excepcional, incansable e inspiradora en favor de las mujeres y niñas refugiadas y desplazadas de Somalia, así como por el trabajo realizado bajo circunstancias increíblemente difíciles y desafiantes en un país azotado por décadas de violencia, conflictos y violaciones de los derechos humanos.

En 1954, ACNUR instituyó el Premio Nansen para los Refugiados con el objetivo de promover el interés mundial por la situación de los refugiados y para mantener vivo el espíritu de Fridtjof Nansen, el primer Alto Comisionado para los Refugiados en la Liga de las Naciones. Hasta la fecha, el Comité del Premio Nansen para los Refugiados ha otorgado esta distinción a 68 a personas, grupos u organizaciones.

La ganadora de este año es una ex refugiada que en 1995 decidió regresar a su patria, devastada por la guerra, con el objetivo de poner en marcha un ambicioso programa educativo para ayudar a aquellas personas desplazadas por los persistentes enfrentamientos armados y las sequías recurrentes. En concreto, la labor visionaria de Hawa Aden Mohamed ha transformado las vidas de miles de mujeres y niñas desplazadas, que se encuentran entre los miembros más vulnerables de la sociedad somalí y, en muchos casos, están lidiando con el trauma de la marginación, el maltrato y la violencia sexual, incluida la violación.

"Cuando Hawa Aden Mohamed rescata a una niña desplazada, una vida cambia por completo," declaró el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, António Guterres. "Hoy, la rendimos homenaje por su labor para salvar, alimentar y educar a cientos de mujeres y niñas, muchas de ellas víctimas de la peor clase de violencia".

Más de dos décadas de conflicto han desgarrado a la sociedad somalí, obligando a más de 2 millones de personas a huir a otros lugares en busca de seguridad y cobijo, ya sea dentro del país o más allá de las fronteras de Somalia. Esta situación se vio agravada por la sequía del pasado año y la consiguiente hambruna, obligando a otro medio millón de personas a exiliarse.

Hawa Aden Mohamed, que ha llegado a ser conocida en Galkayo como "Mama" Hawa, ha creado espacios donde las mujeres y niñas desplazadas, víctimas de diversas formas de abusos y violencia, pueden encontrar seguridad, oportunidades y se encuentran protegidas y resguardadas. Su trabajo está inspirado por la convicción de que la educación es el origen de todo, especialmente en el caso de las niñas.

"Creo que carecer de formación es una especie de enfermedad", afirma Mama Hawa. "Sin educación, no eres consciente de muchas cosas . . . Sin educación, prácticamente no existes; en el plano físico, sí; pero desde un punto de vista mental y emocional, no existes".

El centro que ella fundó y que sigue dirigiendo ofrece educación secundaria, así como formación profesional, con el objetivo de que las mujeres y las niñas puedan ganarse la vida por sí mismas y tener una influencia en su propio futuro y en el papel que ellas mismas desempeñarán en la sociedad somalí.

La ganadora del Premio Nansen 2012 añade: "Es hora de que cambie la cultura. Tenemos que mantener lo bueno y dejar de lado lo malo. Y lo bueno es empoderar a las niñas".

Mama Hawa es también una firme defensora de los derechos de la mujer, en particular de la lucha contra la mutilación genital femenina (MGF). Su hermana murió a causa de una infección tras ser circuncidada a la edad de siete años.

Además de su labor de defensa de los derechos de la mujer, el centro de Mama Hawa ofrece asesoramiento a las mujeres y las niñas circuncidadas y a las víctimas de la violencia de género. Cada año, unas 180 mujeres se benefician de estos programas y muchas vidas se salvan.

Angelina Jolie, Enviada Especial de ACNUR, también felicitó a la ganadora del Premio Nansen 2012: "La señora Hawa Aden Mohamed es una mujer valiente. Ella ha dedicado su vida a promover la educación y el bienestar de las mujeres y niñas somalíes desplazadas, proporcionándoles la formación, el conocimiento y la visión que ellas necesitan para crear un futuro mejor para sus familias y su país. Siendo ella misma una antigua refugiada, Mama Hawa demuestra la fuerza que los refugiados aportan a la sociedad. A pesar de las más de dos décadas de conflicto que han desgarrado a la sociedad somalí, obligando a más de 2 millones de somalíes a huir de sus hogares, la señora Hawa Aden Mohamed ha demostrado que, incluso en las circunstancias más difíciles, todos los niños pueden y deben tener la oportunidad de aprender. Ella ha cambiado la vida de muchas personas, dándoles la oportunidad de convertirse en maestros y líderes: los mismos que un día ayudarán a reconstruir Somalia. El valor y el compromiso de la señora Hawa Aden Mohamed sirven de guía a todos los trabajadores humanitarios que se esfuerzan para ofrecer asistencia y protección a los refugiados en todo el mundo. "

El Centro Educativo para la Paz y el Desarrollo de Galkayo (GECPD) también ofrece formación profesional en carpintería y soldadura para ayudar a jóvenes desplazados a mantenerse lejos de las calles y evitar que caigan en las garras de grupos armados de todo tipo en Somalia.

Al enterarse de que iba a recibir el Premio Nansen para los Refugiados de este año, Mama Hawa declaró, "me siento honrada por la decisión del comité de concederme este gran honor. Sin embargo, no considero que sea únicamente un reconocimiento a mis esfuerzos a nivel personal, sino también a los de mis compañeros de la GECPD, así como de la comunidad internacional que apoya nuestro trabajo, y de nuestra comunidad local. Es por este motivo por el que les dedico este premio a todos ellos".

Desde su creación en 1999, el Centro Educativo para la Paz y el Desarrollo de Galkayo (GECPD), con Mama Hawa al frente del mismo, ha ayudado a más de 215.000 personas (desplazados, víctimas y supervivientes de la violencia) a recuperarse, curarse y reconstruir sus vidas. Somalia sigue viviendo una de las peores crisis humanitarias en el mundo. Además de los millones de personas refugiadas en los países vecinos, más de 1,3 millones de somalíes se encuentran desplazados en el interior del país. Esto significa que una tercera parte de la población de Somalia, compuesta por unos 7,5 millones de personas, se encuentra desplazada por la fuerza.