ACNUR concluye la operación de repatriación de refugiados liberianos

El programa de repatriación voluntaria comenzó en 2004 después de que se restableciera la paz y concluyó oficialmente 23 años después de la primera guerra civil que estalló en Liberia.

Refugiados liberianos cruzan el Río Cavaly de regreso a su país desde Cote d'Ivoire en el marco de la operación de repatriación de antiguos refugiados organizada por el ACNUR, que concluyó en el mes de diciembre.  © ACNUR/L.Palmisano

MONROVIA, Liberia, 4 de enero (ACNUR) -- En África Occidental, ACNUR ha concluido la operación de repatriación de decenas de miles de refugiados liberianos que se vieron obligados a exiliarse a causa de los 14 años de guerra civil en su país. Los últimos 724 liberianos regresaron desde Guinea durante el último fin de semana de 2012, finalizando así oficialmente el programa de retorno que comenzó un año después de que la paz se reinstaurara en Liberia, en el año 2004.

En total, ACNUR ha ayudado a 155.560 refugiados liberianos a regresar a casa, principalmente mediante convoyes por carretera y vuelos. Como parte del programa, cada refugiado retornado recibió una pequeña subvención en efectivo para ayudarles a comenzar de nuevo sus vidas.

Una vez de vuelta a casa, la Comisión para la Repatriación y Reasentamiento de los Refugiados de Liberia (CRRRL) ayuda a estas personas a conseguir empleo, incluyendo puestos en el gobierno para aquellos con las habilidades requeridas. CRRRL también les ofrece becas y asistencia para la adquisición de un terreno para construir sus casas.

La guerra civil de Liberia estalló en la Nochebuena de 1989 y finalizó en 2003. 750.000 civiles se convirtieron en desplazados internos (unos 500.000) o refugiados (aproximadamente 250.000 personas) por la consiguiente violencia e inestabilidad. Algunos refugiados pasaron más de dos décadas en países como Costa de Marfil, Ghana, Guinea, Malí, Nigeria, Sierra Leona y Gambia. Desde entonces muchos han retornado gracias a la ayuda de ACNUR y otros muchos lo han hecho por su cuenta.

Debido al restablecimiento de la paz y la estabilidad en Liberia, la cesación del estatuto de refugiado entró en vigor el pasado 30 de junio de 2012 para los liberianos que habían huido del conflicto.

Por otra parte, Liberia acoge a cerca de 67.000 refugiados marfileños que han huido de la violencia en su propio país. La mayoría de ellos buscaron refugio en Liberia durante la crisis postelectoral en 2010 y 2011. También hay en marcha una operación para facilitar la repatriación voluntaria de los refugiados marfileños, aunque la mayoría han indicado que les gustaría quedarse en Liberia hasta que se inicie un proceso más fuerte de reconciliación en su país.