Una misión interagencial distribuye ayuda de emergencia a 2.000 kachin en Myanmar

Un convoy de 10 vehículos trajo artículos de socorro para cientos de familias desplazadas, incluyendo lonas impermeables, mantas, mosquiteros, utensilios de cocina, ropa y artículos sanitarios.

Un campamento para personas desplazadas apoyado por ACNUR cerca de Myitkyina, la capital del estado de Kachin, al norte de Myanmar.  © ACNUR/A.Kirchhof

YANGON, Myanmar, 1 de marzo de 2013 (ACNUR) – La Agencia de la ONU para los Refugiados informó el viernes que a través de una visita interagencial llevada a cabo recientemente al estado de Kachin, en el norte de Myanmar, se ha posibilitado la entrega de ayuda humanitaria de emergencia a cientos de personas afectadas por el conflicto.

El personal de ACNUR formó parte de esta misión que tuvo lugar del 17 al 21 de febrero en el área Hpakant, en el estado de Kachin, después de que las autoridades de Myanmar autorizaran el acceso.

Se trata de la primera vez que miembros de personal humanitario de Naciones Unidas han logrado llegar hasta los desplazados internos que se encuentran en esa zona desde enero de 2012. Además de ACNUR, en la misión también ha participado PMA, UNICEF, el Consejo Danés para los Refugiados y OCHA.

Un convoy formado por diez vehículos llevó artículos de ayuda humanitaria a 400 familias desplazadas (2.000 personas), como lonas plásticas para construir refugios, mantas, mosquiteras, utensilios de cocina, ropa y artículos de higiene. En las próximas semanas, ACNUR tiene la intención de volver a Hpakant para distribuir suministros a otras 1.000 familias desplazadas que todavía no han recibido ninguna ayuda.

En Hpakant, el equipo analizó las condiciones de vida, realizó evaluaciones de las necesidades humanitarias y de protección, y elaboró perfiles de casos en 17 campamentos que dan cobijo a más de 6.000 desplazados internos.

Los trabajadores humanitarios encontraron refugios comunales abarrotados y expresaron su preocupación por el hecho de que la falta de privacidad pueda dar lugar a problemas de protección. Destacaron la necesidad de encontrar un alojamiento temporal más adecuado y de mejorar las infraestructuras del campamento, incluyendo más servicios de atención médica y una mejora en la calidad del agua, así como de las instalaciones de saneamiento. Algunos desplazados internos explicaron a los trabajadores de ACNUR que la situación en sus lugares de origen era demasiado insegura como para regresar.

En el marco de la respuesta interagencial en el estado de Kachin, ACNUR lidera el sector de la protección y dirige el grupo de trabajo en temas de refugio y materiales de ayuda humanitaria no alimentarios, así como la coordinación y la gestión de campamentos.

Se estima que los enfrentamientos en los estados de Kachin y en el norte de Shan, que comenzaron en junio de 2011, han causado el desplazamiento de 75.000 civiles, de los que 32.000 se encuentran en áreas controladas por el gobierno. Se piensa que la intensificación de los combates entre el gobierno y los rebeldes durante los pasados meses de diciembre y enero ha causado el desplazamiento de otros miles de personas. Sin embargo, es difícil contrastar estos datos, ya que el acceso a muchas áreas se encuentra fuertemente limitado.