Siria: ACNUR pide más recursos para ayudar a las víctimas

UNHCR chief António Guterres says the consequences could be devastating for the Syrian people and regional stability if significant new funding is not forthcoming. [for translation]

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados António Guterres (izquierda) encuentra el Primer Ministro de Jordania Abdullah Ensour en Amman, Jordania.  © ACNUR/J.Kohler

AMMAN, Jordania, 13 de marzo (ACNUR) – El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres, instó hoy a los países donantes a que aprueben financiamientos extraordinarios para ayudar a los refugiados sirios y los países de acogida, advirtiendo de graves consecuencias si los niveles de financiación no suben.

"Esta no es una crisis como las demás. Requiere un mecanismo especial de apoyo", dijo Guterres a los periodistas en Amman, después de haberse reunido con el Primer Ministro de Jordania Abdullah Ensour y el Ministro de Relaciones Exteriores Nasser Judeh.

En su llamamiento a los gobiernos y parlamentos de los países donantes para que aprueben financiamientos extraordinarios, Guterres hizo hincapié en que "no es posible que esto pueda ser financiado por los presupuestos ordinarios de ayuda humanitaria", agregando que si no llegasen nuevas y significativas financiaciones "las consecuencias podrían ser devastadoras para el pueblo sirio y la estabilidad en la región".

El Alto Comisionado, en otro encuentro este miércoles con el Rey de Jordania, Abdullah II Bin Al Hussein, reiteró el compromiso del ACNUR para apoyar a Jordania en su esfuerzo por hacer frente al número cada vez mayor de civiles sirios huyen a través de la frontera en busca de protección.

Actualmente se encuentran en Jordania más de 450.000 refugiados sirios. La mayoría vive en zonas urbanas, mientras unas 100.000 personas están viviendo en el campamento de refugiados de Za'atri, que Guterres visitará en la tarde de este miércoles. Se está planeando el establecimiento de nuevos campamentos y el ACNUR está preparando con el Gobierno diferentes planes de contingencia en caso de que la situación se deteriore aún más.

El ACNUR anunció hace una semana que el número de refugiados sirios en la región ya había superado el millón, pero el Alto Comisionado también ha advertido que, al ritmo actual de afluencia, podría a llegar a 3 millones para finales de año. El Gobierno de Jordania estima que cientos de miles de sirios en la provincia fronteriza de Dera'a podría huir a Jordania si el conflicto continúa con la intensidad actual o empeora.

Guterres dijo que aunque la creciente población de refugiados esté suponiendo una gran presión social y económica sobre el país, Jordania ha sido un "pilar de estabilidad" en la región y tiene un notable historial de ayuda a refugiados antes de la crisis actual, incluyendo a refugiados palestinos e iraquíes.

El Alto Comisionado afirmó que es esencial que el Gobierno y el pueblo de Jordania reciban apoyo. "Su sacrificio y generosidad es algo que la comunidad internacional debe reconocer y apoyar. Esto no puede ser afrontado como si fuera una situación normal".

El Alto Comisionado también apoyó el llamado del Gobierno de Jordania para que se brinde ayuda humanitaria en medida significativamente mayor a las personas desplazadas y en necesidad dentro de Siria. "Es fundamental que los trabajadores humanitarios puedan llegar a las personas en necesidad estén donde estén, sean quienes sean y sin importar a quien apoyen", enfatizó.

Se estima que más de 2 millones de personas se hayan desplazado forzosamente dentro de Siria desde que estalló la crisis, hace dos años, y alrededor de 4 millones sean las personas afectadas. El ACNUR trabaja con la Media Luna Roja Siria para llegar y a los más vulnerables y brindarles ayuda.

Por Melissa Fleming en Amman, Jordania