La jequesa Jawaher de Sharjah destaca la apremiante situación de los refugiados sirios en el Líbano

The UNHCR Eminent Advocate calls for international support as she meets Syrian refugees in a women's community centre and a school in Lebanon's capital, Beirut. [for translation]

Niños refugiados sirios prestan atención durante una visita a su aula en Beirut de la visitante real de Sharjah.  © Cortesía de la oficina ejecutiva de Su Alteza la jequesa Jawaher Al-Qasimi

BEIRUT, Líbano, 22 de mayo (ACNUR) – La jequesa Jawaher Bint Mohammed Al-Qasimi de Sharjah ha pedido al mundo árabe y a la comunidad internacional que hagan más para ayudar a los refugiados sirios después de visitar a las familias que viven en Beirut y otras partes del Líbano.

"Este no es un problema sirio o un problema libanés, ni siquiera un problema árabe – aunque el mundo árabe debe tomar la iniciativa de ayudar a nuestros vecinos", dijo la jequesa Jawaher, que estaba en el Líbano la semana pasada en su primera misión como la única Defensora Eminente de ACNUR.

"Los enormes problemas que estamos viendo de primera mano sólo pueden ser resueltos a través de los esfuerzos colectivos de toda la comunidad internacional", subrayó, al tiempo que añadió que era "hora de demostrar que somos un solo mundo y que nuestro corazón es lo suficientemente grande para consolar a todos los niños refugiados".

Durante su visita de un día, Su Alteza se reunió con mujeres refugiadas sirias en un centro comunitario en la capital libanesa y discutió los desafíos a los que se enfrentan. Más tarde se reunió con niños sirios que estudian en una escuela estatal en Beirut bajo un programa de educación de refugiados respaldado por ACNUR.

La misión humanitaria de la jequesa Jawaher al Líbano se produjo en un momento en que el número de refugiados que huyen del conflicto de dos años de duración en Siria sigue aumentando considerablemente. Hoy en día, más de 470.000 refugiados son asistidos por el ACNUR y otras organizaciones en el Líbano. El número total de sirios registrados como refugiados o en espera de ser registrados ha superado los 1,5 millones.

La visitante real elogió la determinación y la capacidad de recuperación de los refugiados. "El hecho de que algunos refugiados están dispuestos a cruzar a través de campos de minas y fuego de mortero para llegar al Líbano, ilustra lo determinados que están a crear una vida mejor para sus hijos", dijo después de hablar con los refugiados en el centro comunitario de mujeres.

También destacó la importancia del proceso de registro, relatando su encuentro con un muchacho que había llegado al Líbano no acompañado y que no tenía ni idea de si su familia estaba viva o muerta. "Esto hace el proceso de registro aun más importante, en el sentido de que puede ayudar a reunir a los niños con sus padres o familiares", dijo.

Ninette Kelly, representante del ACNUR en Líbano, dio la bienvenida a la visita de la jequesa Jawaher, que es la esposa del emir de Sharjah, Sultan bin Mohamed Al-Qasimi. "Tengo confianza en que su voz compasiva ayudará a transmitir las historias de dificultades y resistencia de cientos de miles de refugiados a su país y al mundo árabe."

La jequesa Jawaher fue nombrada primera Defensora Eminente del ACNUR a principios de este mes. En este papel, ayudará a aumentar la conciencia pública en el Medio Oriente y en otras partes acerca de los refugiados y el trabajo del ACNUR, con una atención especial en los niños refugiados.

Ella es bien conocida en la región por su labor humanitaria y se ha dedicado a ayudar a las víctimas del conflicto, especialmente niños. Preside más de una docena de organizaciones que trabajan en favor de mujeres y niños vulnerables, incluido el Consejo Supremo de Asuntos Familiares de Sharjah. La jequesa Jawaher es una valiosa defensora del ACNUR y ha proporcionado a la agencia para los refugiados fondos para brindar atención médica a mujeres somalíes desplazadas.

Gracias al voluntaria de UNV Online José Carlos López por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.