Los Estados se comprometen en Kuwait a donar 2.400 millones de dólares para los sirios

Un total de 39 países se comprometen a ayudar a aliviar el sufrimiento de unos 9,3 millones de mujeres, niños y hombres necesitados en Siria y 2,3 millones de refugiados en países vecinos.

Una refugiada siria con tres de sus hijos en el asentamiento improvisado donde viven en el este de Líbano. A día de hoy siguen teniendo muchas necesidades, al igual que millones de refugiados sirios.  © ACNUR/A.McConnell

KUWAIT, Kuwait, 15 de enero de 2014 (ACNUR/UNHCR) – Los donantes internacionales, reunidos en la ciudad de Kuwait, se comprometieron el miércoles a donar más de 2.400 millones de dólares para ayudar al ACNUR y a otras organizaciones a responder a las necesidades humanitarias masivas generadas por la crisis en Siria, según informó un comunicado de prensa conjunto emitido tras la conferencia.

"Estos compromisos demuestran que las personas afectadas por el conflicto no han sido olvidadas", dijo el Secretario General de la ONU Ban Ki-moon. "También están enviando un claro mensaje a los países vecinos agradeciendo su generosidad e indicando que no se quedarán solos asumiendo toda la carga".

El comunicado de prensa afirma que 39 países se comprometieron a ayudar a aliviar el sufrimiento de unos 9,3 millones de mujeres, niños y hombres que necesitan ayuda en Siria y de 2,3 millones de refugiados que han buscado protección en los países vecinos, una cifra que se espera que aumente si el conflicto no se resuelve.

"Este conflicto no sólo ha causado una de las peores crisis humanitarias de las últimas décadas, si no que también es la mayor amenaza para la paz y la seguridad global que el mundo ha visto en mucho tiempo" dijo el Alto Comisionado para los Refugiados, António Guterres."Para la comunidad internacional, responder a las necesidades que hemos presentado hoy aquí es algo más que una cuestión de generosidad. Es, de hecho, una cuestión de interés propio".

La Coordinadora de Emergencias de la ONU, Valerie Amos, dijo que Siria es la mayor crisis humanitaria a la que se enfrenta el mundo hoy en día. "Cada niño, cada mujer, cada hombre afectados por esta crisis merecen nuestro apoyo", añadió Amos, que es también subsecretaria de asuntos humanitarios.

Las estrategias de la ONU para Siria y los países vecinos en 2014 tienen como objetivo proporcionar suministros vitales de alimento, agua, refugio, medicinas, servicios de salud y apoyo para lograr medios de vida. El llamamiento de la ONU es de 6.000 millones de dólares y esta conferencia de donantes organizada por Kuwait es un paso hacia la consecución de ese objetivo.

Ban Ki-moon agradeció a todos los participantes, en particular el emir de Kuwait, la celebración de la segunda reunión de este tipo y su generosa contribución de 500 millones de dólares. El Secretario General hizo un llamamiento a todos los concernidos para " garantizar aún más que Siria y su pueblo reciban el apoyo que necesitan mientras que trabajamos para un futuro más pacífico y estable para el país y la región".

El año pasado, los llamamientos de la ONU para la crisis siria ascendieron a 4.400 millones de dólares y fueron financiados en casi un 70 por ciento al final del año. Según el último comunicado de prensa, con estos fondos las agencias humanitarias aumentaron la entrega de la ayuda de 900.000 a 3,8 millones de personas en el interior de Siria y más de 10 millones de personas tuvieron acceso al agua potable. Los socios en el sector de la salud atendieron a 3,6 millones de personas y cerca de 38.000 supervivientes de violencia de género recibieron apoyo psicosocial. También se ha llevado ayuda vital a miles de familias de refugiados palestinos.

Durante el año 2013, el número de refugiados sirios registrados aumentó de 500.000 a más de 2,3 millones. Dado que los refugiados huyeron de Siria a un ritmo de 127.000 personas al mes, el número de campos de refugiados oficiales se duplicó. Se distribuyeron tanto en campamentos como en asentamientos informales más de 196.000 tiendas de campaña y 809.000 lonas de plástico a los sirios, el equivalente a más de 21 kilómetros cuadrados de material de refugio.