Día Mundial de la Lucha contra el SIDA: ACNUR insiste en la importancia del acceso al tratamiento para el VIH

Expanding conflicts and growing forced displacement risk placing greater numbers of people beyond the reach of HIV prevention, treatment, care and support services. [for translation]

A woman is tested for HIV in the Democratic Republic of the Congo's North Kivu state, where conflict has displaced huge numbers of displaced and made access difficult. Tests for HIV and sexually transmitted diseases give almost instant results. [for translation]  © ACNUR/B.Sokol

GINEBRA, 1 de diciembre de 2014 (ACNUR) – El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados António Guterres celebró el lunes el Día Mundial de Lucha contra el SIDA insistiendo en la importancia de cerrar la brecha entre las personas con acceso a servicios de prevención, tratamiento, atención y apoyo para el VIH, y las que están quedando al margen.

El lema del Día Mundial de la Lucha contra el SIDA de este año es "Cerremos la brecha". Guterres afirma que también es una llamada a la acción en un momento en que el mundo está estableciendo nuevos y ambiciosos Objetivos de Desarrollo Sostenible para los próximos 15 años. "Acabar con la epidemia de SIDA como amenaza a la salud pública para el año 2030 debería ser un elemento esencial de la agenda para el desarrollo después de 2015", dijo Guterres en un mensaje a los trabajadores de la agencia.

El Alto Comisionado también dijo que el lema de este año tenía una especial resonancia para ACNUR ya que la extensión de los conflictos y el aumento de los desplazamientos forzosos suponen un riesgo de que aumente el número de personas que queden más allá del alcance efectivo de los servicios de prevención, tratamiento, atención y apoyo para el VIH.

"Para ACNUR, cerrar la brecha significa asegurar que las respuestas humanitarias y las de desarrollo estén en consonancia para garantizar así un acceso fiable, consistente y continuado a los servicios relacionados con el VIH para los refugiados, desplazados internos y otras personas de competencia de ACNUR", subrayó.

La terapia antirretroviral (TARV) se ha mostrado muy efectiva prolongando la vida de las personas con VIH y previniendo, de manera eficaz, su transmisión. Aumentar el acceso a la TARV es uno de los objetivos de la Estrategia Global para la Salud Pública 2014-2018 de ACNUR. ACNUR, en colaboración con 14 agencias más, ha actualizado recientemente el documento "Directrices para el Suministro de la Terapia Antirretroviral a Migrantes y Personas Afectadas por Crisis en el África Subsahariana", que ahora también incluye a las personas que han sido desplazadas por la fuerza.

Guterres destacó que en varios países los refugiados y solicitantes de asilo aún son sometidos, de manera obligatoria, a pruebas de VIH, a menudo sin unos servicios mínimos de asesoramiento o una protección adecuada de la privacidad. Estas prácticas persisten incluso en países donde la legislación nacional dicta que todas las pruebas de VIH deben ser voluntarias. Para subsanar esta deficiencia, ACNUR en colaboración con la OMS y la Secretaría de ONUSIDA ha actualizado el documento "Declaración sobre la Política de Pruebas de VIH y Asesoramiento para los Refugiados y otras Personas de Competencia de ACNUR". Esta declaración aboga firmemente contra la obligatoriedad de las pruebas de VIH por motivos de salud pública y protección o por cualquier otro motivo.

"Continuaremos defendiendo firmemente los servicios de prevención, tratamiento, atención, apoyo, y protección social para el VIH, así como el respeto a los derechos humanos de las personas que conviven con el VIH", concluyó Guterres.

Gracias a la Voluntaria en Línea Esperanza Escalona por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.