Refugiados marfileños piden el desarme, la reconciliación y más ayuda antes de regresar

Aunque ACNUR está facilitando la repatriación voluntaria de los refugiados de Côte d'Ivoire, más de 52.000 permanecen en cuatro campamentos y varias comunidades en Liberia.

Refugiados marfileños esperan la llegada de un grupo de diplomáticos en el campamento de Little Wlebo, en Maryland, Condado de Liberia.  © ACNUR/S.Momodu

PTP CAMPO DE REFUGIADOS, Liberia, 10 de febrero (ACNUR) – Refugiados marfileños que viven en Liberia han solicitado el desarme de los ex combatientes, medidas más fuertes para fomentar la reconciliación nacional y un aumento en el monto de la subvención de repatriación, diciendo que esto podría alentar a más personas a retornar a Costa de Marfil.

Aunque ACNUR está facilitando la repatriación voluntaria de los refugiados de Costa de Marfil, más de 52.000 permanecen en cuatro campamentos y diversas comunidades en Liberia. Unos 220.000 marfileños huyeron a Liberia hace tres años después de una disputada elección presidencial a finales de 2010 que llevó a la lucha entre los partidarios de los rivales electorales, Laurent Gbagbo y Alassane Ouattara.

"Queremos volver a casa, pero no queremos tener motivos para huir de nuevo," señaló Guie Patrice Gnomble, líder de los refugiados en el campamento de refugiados PTP en el este de Liberia a un grupo de diplomáticos y trabajadores de ayuda internacional que visitaban el campamento a principios de este semana. "Hacemos un llamado para el desarme de todos los combatientes [en Costa de Marfil], incluidos los donsos [milicias locales]", agregó.

La visita, organizada por el ACNUR, tenía como objetivo dar a los dignatarios una idea más clara de la situación en los campamentos y escuchar a los refugiados acerca de los desafíos que enfrentan, incluyendo la eventual crisis alimentaria que se avecina.

En el campamento de refugiados de Little Wlebo, la portavoz de de los refugiados Elisabeth Kouya Nogbado dijo a los visitantes que los refugiados querían un aumento en el monto de la subvención de repatriación que reciben a su llegada a Costa de Marfil. El ACNUR entrega 150 dólares por cada adulto que retorna, mientras que los menores de 18 años reciben 100 dólares. Dijo que el dinero era necesario para darles una mejor oportunidad de reintegración. También pidió que se reconozca en Costa de Marfil los títulos académicos obtenidos por los refugiados en Liberia.

Pero algunos refugiados dijeron que no regresarían a su tierra natal hasta después de las elecciones presidenciales y parlamentarias previstas para 2015. "Corrimos a buscar protección en Liberia como resultado de la violencia postelectoral. No regresaré hasta que se efectúen elecciones pacíficas", dijo el refugiado de 30 años de edad, Blaise. Los refugiados marfileños también expresaron su preocupación por las disputas de tierras en una reunión de más de 100 jefes tradicionales y ancianos de Liberia y Costa de Marfil realizada en octubre pasado en Zwedru, una ciudad ubicada al este de Liberia.

El presidente Alassane Ouattara y otros altos funcionarios de Costa de Marfil, entre ellos el embajador Kapieletien Soro durante la visita de la semana pasada, han exhortado a los refugiados a regresar a su país y reiteraron que la paz y la estabilidad han sido restauradas en su país. El año pasado el ACNUR organizó misiones "ir y ver" durante las cuales los refugiados visitaron Costa de Marfil para ver las condiciones en casa. Misiones "Ven-y-cuenta" también se organizaron para que ex refugiados visitaran Liberia e informaran a los refugiados acerca de los esfuerzos para alcanzar la paz, la reconciliación y la reconstrucción en casa.

Mientras tanto, el ACNUR continúa ayudando a los refugiados más necesitados pero con un presupuesto reducido en la medida que la agencia para los refugiados también está ocupada con emergencias en lugares como Siria, Sudán del Sur y África Central. La agencia para los refugiados está ayudando a los refugiados que participan en actividades de subsistencia, incluyendo el cultivo y la cría de aves de corral.

"Estamos haciendo todo lo posible para ayudar a los refugiados de Costa de Marfil a volver a casa y reconstruir sus vidas", dijo Khassim Diagne, representante de ACNUR en Liberia. "En el 2013, repatriamos a 18.273 personas, superando la meta de 16.000 para el año. Para 2014, estamos intensificando nuestra colaboración con las autoridades de Costa de Marfil para asegurar que los refugiados tengan una información más objetiva acerca de sus áreas de origen que les permita tomar decisiones informadas sobre su regreso".

Los gobiernos de Liberia, Costa de Marfil y ACNUR se reunirán en las próximas semanas en la capital de Costa de Marfil, Abidján, para discutir la repatriación y las preocupaciones de los refugiados.

Por Sulaiman Momodu en Monrovia, Liberia