Llegadas por mar de refugiados a Grecia se acercan a las 400.000 este año

Se estima que las llegadas a Grecia de refugiados y migrantes lleguen pronto a la cifra de 400.000, a pesar de las condiciones meteorológicas adversas. [for translation]

Un grupo de refugiados desembarcan de un bote hinchable tras llegar a la isla griega de Lesvos.  © ACNUR/Achilleas Zavallis

ATENAS, Grecia, 2 de octubre de 2015 (ACNUR) – La agencia de la ONU para los refugiados informó el viernes que se estima que las llegadas a Grecia de refugiados y migrantes lleguen pronto a la cifra de 400.000, a pesar de las condiciones meteorológicas adversas. Grecia continúa siendo, de lejos, la mayor puerta de entrada para las llegadas por mar en el Mediterráneo, seguida por Italia, con 131.000 llegadas en lo que llevamos de 2015.

Con las nuevas cifras de Grecia, el número total de refugiados y migrantes que han cruzado el Mediterráneo este año es de casi 530.000. En septiembre, 168.000 personas cruzaron el Mediterráneo, cosa que supone la cifra más alta en un solo mes jamás registrada y multiplica casi por cinco la cifra de septiembre de 2014.

El portavoz de ACNUR Adrian Edwards explicó a los periodistas en Ginebra que el alto y continuado número de llegadas subraya la necesidad de una rápida implementación del programa europeo de reubicación, así como el establecimiento de unas instalaciones sólidas para recibir, asistir, inscribir y examinar a todas las personas que llegan por mar. "Estos son pasos necesarios para estabilizar la crisis", dijo.

Hasta esta mañana, un total de 396.500 personas han llegado a Grecia por mar desde principios de año, de ellos más de 153.000 lo han hecho en el mes de septiembre. El total de los nueve meses que llevamos de 2015 contrasta con las 43.000 llegadas a Grecia en todo el año 2014. El 97% de ellos proceden de los 10 principales países expulsores de refugiados, encabezados por Siria (70%), Afganistán (18%) e Irak (4%).

"Esta semana se ha producido una caída significativa en las llegadas por mar, coincidiendo con un cambio de las condiciones meteorológicas", dijo Edwards. Y añadió que, por ejemplo, el 25 de septiembre se produjeron unas 6.600 llegadas. El día siguiente, se produjo una caída hasta las 2.200. "De una media de aproximadamente 5.000 llegadas al día hace poco, se ha producido un descenso hasta las 3.300 llegadas diarias en los últimos seis días, llegando a solo 1.500 ayer. Pero cualquier mejoría en el tiempo provocará, probablemente, un nuevo repunte en las llegadas por mar".

Las condiciones meteorológicas actuales, con un tiempo más fresco y ventoso, han hecho aún más peligrosa la travesía de Turquía a Grecia. Ayer hubo, al menos, dos operaciones de rescate en las aguas frente a la costa de Lesvos. El miércoles, hubo cuatro operaciones de rescate diferentes en Lesvos, con 283 personas rescatadas. Pero la muerte de una mujer y un niño pequeño elevaron el total de personas muertas o desaparecidas en aguas griegas a, al menos, 102 personas este año. En total, cerca de 3.000 personas han muerto o desaparecido este año cruzando el Mar Mediterráneo.

"El ritmo y la magnitud del movimiento hacia Grecia continúa ejerciendo una enorme presión sobre el Gobierno y sobre muchas comunidades", afirmó el portavoz de ACNUR.

Aunque las autoridades están trabajando para mejorar las instalaciones de acogida e inscripción, así como las operaciones en las islas, aún se producen cuellos de botella. A pesar de estos esfuerzos, el proceso de inscripción debería de mejorarse y ser totalmente congruente con las normas de la Unión Europea aplicables a todas las llegadas. Aunque hay salidas diarias de ferrys que trasladan entre 3.000 y 6.000 refugiados y migrantes desde las islas hasta Atenas, las llegadas continúan y en cualquier momento los puertos de las islas se pueden encontrar abarrotados con entre 10.000 y 14.000 personas esperando el traslado.

ACNUR teme que la falta de capacidad de recepción en Grecia pueda poner en serio peligro el programa de reubicación acordado por el Consejo Europeo, ya que los refugiados que reúnen los requisitos no tienen dónde esperar la reubicación. Si no se soluciona de manera inmediata este problema, es probable que continúen los movimientos secundarios a países vecinos.

ACNUR sigue aumentando su capacidad en Grecia y tiene actualmente unos 120 funcionarios en todo el país. Los esfuerzos de la agencia se centran en apoyar a y trabajar con las autoridades locales, las ONG y el Gobierno central para mejorar la respuesta; en apoyar el proceso de inscripción; en facilitar información a los refugiados; en identificar y derivar a los servicios adecuados a las personas con necesidades específicas; y en prestar ayuda para mejorar las condiciones de recepción. ACNUR también está facilitando ayuda humanitaria básica.

Por Ron Redmond desde Atenas, Grecia.

Gracias a la Voluntaria en Línea Esperanza Escalona Reyes por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.