El ACNUR ayuda a las víctimas de las inundaciones en Malawi

Thousands displaced by floods in Malawi are rebuilding their lives thanks to UNHCR. [for translation]

El ACNUR distribuye artículos de socorro a las personas desplazadas que han sido víctimas de las inundaciones en Malawi.  © ACNUR/R.Eyoru

LILONGWE, Malawi, 22 de julio de 2015 (ACNUR) – Las inundaciones llegaron sin avisar y fueron las peores registradas en Malawi en los últimos 20 años. En enero de 2015 asolaron 15 distritos y provocaron el desplazamiento de 174.000 personas. Perdieron la vida 62 personas y miles de ellas quedaron expuestas al riesgo de contraer enfermedades.

Ahora, gracias a un fondo especial de emergencia de las Naciones Unidas, cuyo importe asciende a cerca de 600.000 dólares de los Estados Unidos, la oficina del ACNUR en Malawi ha brindado a las poblaciones afectadas una oportunidad de reconstruir sus vidas.

Gracias al Fondo Central de las Naciones Unidas para la Acción en Casos de Emergencia (CERF) la oficina del ACNUR en Malawi ha podido proporcionar artículos de socorro básicos a 8.120 hogares en los distritos más afectados de Machinga, Zomba, Mulanje y Phalombe.

Entre el 24 de mayo y el 4 de junio de este año, se distribuyeron a nivel local utensilios de cocina, mantas, esteras para dormir y mosquiteros impregnados de insecticida. Los utensilios de cocina fueron acogidos con especial entusiasmo por las mujeres, que se habían visto obligadas a buscar trabajo con el fin de obtener dinero que les permitiera comprar ollas para cocinar, platos, tazas y otros enseres domésticos que habían perdido a causa de las inundaciones.

"Antes vendía arena pero ahora ya no tengo necesidad de hacerlo", dijo una mujer al ACNUR. "Habría tardado mucho en recuperar los artículos perdidos pero ahora la situación ha cambiado gracias al ACNUR". También los hombres expresaron su agradecimiento al ACNUR por la ayuda. "Las mantas y las esteras son precisamente lo que necesitamos para soportar las inclemencias del tiempo", dijo uno de los receptores. "Y los mosquiteros nos protegerán contra la malaria".

Dominic Mwandira, Director de Administración del Distrito de Machinga, recibió los artículos de socorro en nombre de los dirigentes comunitarios. Dio las gracias al ACNUR por este gesto humanitario que permitirá a los habitantes de Malawi hacer frente a esta crisis y facilitará una mejor recuperación.

Los artículos fueron entregados por Rose Eyoru, Oficial Adjunta de Programas del ACNUR, que expresó su agradecimiento al Gobierno y al pueblo de Malawi por ofrecer un espacio de asilo seguro a unos 17.000 refugiados y solicitantes de asilo.

También transmitió un mensaje de George Kuchio, representante del ACNUR en Malawi, en el que este decía: "El pueblo de Malawi y las personas interesadas tienen mucho que aprender unos de otros y deben compartir aquellos aspectos culturales, conocimientos y experiencias que resulten mutuamente beneficiosos". Hoy, gracias a la ayuda del ACNUR, muchas personas pueden aspirar a un futuro mejor. "Ahora podremos dormir más cómodamente y espaciar nuestras visitas al centro de salud," decía un hombre.

La oficina del ACNUR en Malawi expresó su satisfacción por haber podido manifestar su solidaridad con el Gobierno y el pueblo de Malawi y por la posibilidad de mejorar las relaciones". Los dirigentes locales, conscientes del papel que de desempeña el ACNUR en la protección de los refugiados, habían pedido a la organización que proporcionara una ayuda similar a las personas desplazadas que habían sido víctimas de las inundaciones.

Por Rose Eyoru en Malawi.

Gracias a la Voluntaria en Línea Luisa Merchán por el apoyo ofrecido con la traducción del inglés de este texto.