OCDE y ACNUR respaldan mayor integración de los refugiados

Two organizations urge governments to step up efforts to help refugees integrate and contribute to the societies and economies of Europe. [for translation]

Compradores se aglomeran en el centro comercial del campamento de refugiados Zaatari, en Jordania. Aquí las personas pueden comprar teléfonos celulares, comestibles e incluso vestidos de novia.  © ACNUR/J.Matas

PARIS, Francia, 28 de enero de 2016 (ACNUR) – Durante una conferencia conjunta a alto nivel sobre la integración de los beneficiarios de protección internacional celebrada hoy en París, los dirigentes de la OCDE y ACNUR han instado a los Estados a redoblar sus esfuerzos para ayudar a los refugiados a integrarse y contribuir a las sociedades y economías de Europa.

En 2015, más de un millón de personas cruzaron el mar Mediterráneo en busca de protección internacional en Europa. En total, cerca de 1,5 millones de personas han pedido asilo en países de la OCDE en 2015, el mayor número hasta la fecha y que prácticamente ha duplicado los datos de 2014. No obstante, los solicitantes de asilo apenas representan el 0,1% de la población total de los países de la OCDE y, en el caso de Europa, constituyen menos del 0,3% de la población total de la UE.

La OCDE y ACNUR han puesto de relieve no sólo el imperativo moral, sino también el claro incentivo económico de ayudar a los refugiados que viven en los países de la OCDE a desarrollar las competencias que necesitan para poder trabajar de manera productiva y sin riesgo en los empleos del mañana.

"Los refugiados tienen habilidades. Merecen nuestro esfuerzo. Einstein era un refugiado. No debemos olvidarlo", dijo el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, durante la conferencia conjunta de alto nivel sobre la integración de los beneficiarios de protección internacional en París.

"La integración es un proceso dinámico bilateral que requiere esfuerzos considerables tanto de los individuos como de la sociedad", ha declarado el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi. "Para desempeñar un papel destacado en la vida social, económica y cultural del país de acogida, los refugiados deben beneficiarse de una igualdad de derechos y oportunidades".

Él señaló que los Estados tienen "la acción de los Estados en este proceso es importante, garantizando que los refugiados participan de manera positiva y activa en el proceso de integración, especialmente en cuanto a los servicios que se les proporcionan, y garantizando que sean recibidos por comunidades acogedoras".

Filippo Grandi, Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, y Ángel Gurría, Secretario General de la OCDE, hacen un llamado para ampliar las políticas de integración a favor de los refugiados.  © OECD/Andrew Wheeler

Durante la conferencia de prensa el Secretario General de la OCDE, Ángel Gurría, declaró "para que este potencial se convierta en realidad, se necesita una inversión sustancial para aportarles un apoyo inmediato y ayudar a los refugiados a instalarse, adaptarse y desarrollar sus capacidades. Se trata de una tarea difícil y costosa a corto plazo, pero que será sumamente rentable para todos a medio y largo plazo".

La OCDE, con sede en París, es un foro mundial donde los gobiernos de 34 democracias con economías de mercado trabajan en conjunto, así como con más de 70 economías que no son miembros para promover el crecimiento económico, la prosperidad y el desarrollo sostenible.

"Lejos de ser un problema, los refugiados pueden y deben formar parte de la solución a muchos de los retos a los que se enfrentan nuestras sociedades". Son portadores de esperanza: la esperanza de una vida mejor y de un futuro mejor para sus hijos y para los nuestros", añadió Gurría.

"Nuestro análisis demuestra los beneficios que una migración bien gestionada puede aportar a las economías y sociedades de los países de la OCDE. No obstante, estas ventajas dependerán en gran medida de cómo se diseñen e implementen las medidas de integración. Cuanto antes los refugiados reciban el apoyo que necesitan, mejores serán sus perspectivas de integración", concluyó Ángel Gurría.

La OCDE también ha publicado hoy un informe que presenta las principales conclusiones extraídas de la experiencia de los países de la OCDE para favorecer la integración de los refugiados.

Esta publicación pone de relieve numerosas buenas prácticas destinadas a abordar los principales obstáculos y a promover la integración duradera de los refugiados y sus hijos. El informe destaca la importancia de una rápida intervención, que debe incluir acceso cursos de idiomas, programas de empleo y servicios de integración lo antes posible, prestando especial atención a los solicitantes de asilo con mayores perspectivas de permanecer en el país.

También llama la atención sobre la necesidad de ayudar a los inmigrantes a instalarse donde haya empleo y no necesariamente donde la vivienda sea más barata. El informe insiste igualmente en la necesidad de adaptar los programas de integración para que tengan en cuenta la diversidad en términos de competencias de los inmigrantes y las necesidades específicas de los refugiados.