Gambianos buscan seguridad en Senegal en medio de la tensión política

Miles de gambianos han cruzado a Senegal en los últimos 10 días para escapar de la creciente tensión por los resultados de las elecciones presidenciales del mes anterior.

Mujeres y niños gambianos después de cruzar la frontera hacia Senegal.  © Cortesía de William Diatta/WFP

DAKAR, Senegal, 13 de enero de 2017 (ACNUR) – Miles de personas, principalmente niños, han cruzado a Senegal desde Gambia en los últimos 10 días para escapar de la creciente tensión por los resultados de las elecciones presidenciales del mes pasado.

A pesar de que algunas personas han decidido quedarse en Gambia, muchos han comenzado a enviar a sus hijos a Senegal como medida de precaución en medio del impasse político, por temor a posibles disturbios.

"Los equipos del ACNUR afirman haber visto autobuses llenos de niños, acompañados por mujeres, cruzando la frontera", dijo Liz Ahau, Representante regional del ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados.

El Presidente de Gambia, Yaya Jammeh perdió por un estrecho margen contra su rival Adama Barrow en las elecciones nacionales del primero de diciembre. Inicialmente, Jammeh aceptó la derrota, sin embargo ahora está refutando el resultado.

ACNUR, otras agencias de ayuda y las autoridades senegalesas han estado monitoreando las fronteras desde que la crisis política estalló, desplegando misiones conjuntas sobre el terreno, tanto la semana pasada como la presente, en Casamance, en el sur de Senegal, en la frontera de Gambia y sus alrededores.

Gran parte del cruce diario de la frontera es el tráfico regular, pero los resultados preliminares sugieren también que miles de personas han cruzado a Senegal para buscar seguridad, principalmente en las áreas de Ziguinchor, Sedhiou, Kaolack y Kolda.

"Los equipos del ACNUR afirman haber visto autobuses llenos de niños, acompañados por mujeres, cruzando la frontera"

Las autoridades de Senegal, con el apoyo del ACNUR, están trabajando para fortalecer los sistemas de registro, lo que ayudará a aclarar las cifras. La mayoría de las llegadas a Senegal son gambianos y senegaleses que han estado trabajando o viviendo en Gambia. Los informes del equipo también reportan personas de Ghana, Guinea, Liberia, Mauritania y Líbano, entre las llegadas.

"La mayoría se quedan con familiares o familias de acogida. Algunas familias son del doble o triple del tamaño, lo que crea el riesgo de hacer un uso intensivo de sus recursos, especialmente de alimentos", señaló Ahau del ACNUR.

El ACNUR está trabajando estrechamente con las autoridades de Senegal y agencias de ayuda para establecer planes de contingencia en caso de futuras afluencias. Estos incluyen la identificación y preparación de los sitios de tránsito y alojamiento cerca de las instalaciones existentes que prestan servicios básicos.

El equipo del ACNUR partió ayer (jueves) a la zona de Casamance Zinguichor para evaluar la capacidad de protección existente. La oficina del ACNUR y las autoridades de Guinea-Bissau están también enviando un equipo para Cacheu en el noroeste del país, donde se reporta que unas 400 personas han llegado desde Gambia en los últimos días.

Además del ACNUR y el Comité Nacional de Senegal para los Refugiados, Retornados y Desplazados, las misiones interinstitucionales también incluyen a OCHA, UNICEF, el Programa Mundial de Alimentos, la OIM y otras partes interesadas.

Se están llevando a cabo esfuerzos diplomáticos por parte de diversos actores internacionales, incluyendo la CEDEAO, la Unión Africana y las Naciones Unidas, para convencer al presidente Jammeh de renunciar y permitir a Barrow asumir sus nuevas funciones el 19 de enero.