La Enviada Especial de ACNUR Angelina Jolie pide ayuda para menores refugiados en Kenia

La Enviada Especial de ACNUR Angelina Jolie hizo un llamamiento a tener en cuenta la difícil situación de millones de niños refugiados, durante una visita a un centro residencial para adolescentes refugiadas en Nairobi, en el Día Mundial del Refugiado.

La Enviada Especial Angelina Jolie se encuentra visitó una residencia para adolescentes refugiadas vulnerables en Nairobi.  © ACNUR/Mark Henley

NAIROBI, Nigeria, 20 de junio de 2017 (ACNUR) -- La Enviada Especial de ACNUR Angelina Jolie hizo un llamamiento a tener en cuenta la difícil situación de millones de niños refugiados, durante una visita a un centro residencial para adolescentes refugiadas en Nairobi, en el Día Mundial del Refugiado.

Jolie mantuvo un encuentro con alrededor de 200 niñas refugiadas, bien separadas de sus padres o de sus familiares, y que ahora viven en la Residencia Heshima Kenia en la capital keniata, donde participan en un programa de empoderamiento para las niñas.

Provienen de República Democrática del Congo (RDC), Sudán del Sur, Somalia Burundi, y Ruanda, de donde huyeron por causa de la violencia extrema y la persecución. Casi todas han sufrido violencia sexual y de género.

Muchas han dado a luz o están embarazadas, tras ser violadas; durante la visita, compartieron sus historias y los detalles de sus vidas con la Enviada Especial, en un momento en el que el desplazamiento global ha alcanzado una cifra récord.

"Más de la mitad de las personas desplazadas y refugiadas en el mundo son mujeres y niños. Cómo les tratemos habla de nuestra humanidad como naciones. En el #DíadelRefugiado sólo pido que la gente piense en el dolor y el sufrimiento de niñas como estas.

"No sólo han tenido que huir de violencia extrema o persecución, perdido todo y sido testigos de la muerte de familiares, sino que también han tenido que enfrentarse a muchos abusos, intolerancia y privaciones.

Lo hacen lo mejor que pueden para seguir adelante, intentando, con mínimo apoyo, vivir vidas dignas a pesar de tenerlo todo en contra. Ha sido un honor pasar el día con ellas", expresó la Enviada Especial.

Esta es su tercera visita a Kenia, hogar para cerca de 491.000 refugiados llegados desde Somalia, Sudán del Sur, RDC, Burundi y otros países de la región.

La mayoría de los 67.000 refugiados que se encuentran en las ciudades keniatas sobreviven a duras penas, con lo proporcionado por ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, y otras organizaciones humanitarias. Muchos intentan recuperarse del abuso y del terror que soportaron, antes de su huida o durante esta.

El Proyecto de Empoderamiento para Jóvenes de Heshima Kenia ha ayudado a alrededor de 200 niñas refugiadas, incluyendo a las que habitan en la residencia. Reciben educación, y se forman en habilidades que les permitan ser autosuficientes.

Entre las niñas viviendo en la residencia Heshima -- cuyo nombre significa "respeto" en swahili, el idioma oficial en Kenia -- está Lucie, de 14 años, de Burundi. Después de que sus padres fueran asesinados, y sin tener a nadie que cuidara de ella, ella y su hermana huyeron a Kenia en camión, y, posteriormente, fueron llevadas al refugio. "Solo queremos volver a la vida que tuvimos, para jugar como solíamos hacer".

Benedict, que supervisa el programa de Heshima Kenia, describe su motivación para ayudar a los refugiados: "Cuando les veo, no veo refugiados, veo seres humanos que están sufriendo sin tener ninguna otra opción, por circunstancias fuera de su alcance".

Debido a las escasas opciones de reasentamiento, Heshima Kenia se centra en apoyar a los refugiados para ayudarles a integrarse por completo en la comunidad keniata. Un enfoque que defienden también ACNUR y sus colaboradores en las conversaciones internacionales que buscan forjar un nuevo Pacto Global sobre los Refugiados para el año que viene.

"Cuando les das confianza, les devuelves su dignidad", dijo Benedict. "No necesitan confiar en nadie. El gobierno keniata puede también empezar a comprenderles -- como contribuyentes, trabajadoras o consumidoras con poder adquisitivo".

Jolie también alabó el trabajo de Heshima Kenia y dio las gracias a los keniatas.

"Kenia acoge cerca de medio millón de refugiados y nosotros, desde ACNUR, se lo agradecemos al pueblo y al gobierno de Kenia".