ACNUR se muestra impactado y entristecido por las muertes de civiles en Yemen

GINEBRA, Suiza, 19 de julio de 2017 (ACNUR) -- ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, está profundamente impactada y entristecida los reportes recibidos de personas desplazadas internas que resultaron muertas y heridas debido a un ataque aéreo en el sitiado distrito de Mawza, en la provincia de Taiz.

El incidente se conoció en la tarde del martes. El número de bajas civiles está siendo verificado aún, pero las informaciones iniciales apuntan a que hay al menos 20 muertos, incluyendo mujeres y niños. Se cree que la mayoría de las muertes se dieron dentro de una misma familia. También se ha recibido información sobre varios heridos que han sido trasladados a hospitales cercanos para recibir tratamiento.

Las personas muertas en el suceso se encontraban en situación de desplazamiento interno en Mawza, provenientes del cercano distrito de Mokha, situado también en la provincia de Taiz y que sufre asimismo por los intensos combates.

Como muestra de la compleja y grave situación para los civiles y para quienes buscan seguridad en Yemen, un gran número de personas están desplazadas dentro de su propia provincia. Más de medio millón de personas (el 27% de los desplazados internos en Yemen), provienen de Taiz, provincia que a su vez acoge al 15% de todos los desplazados del país, unas 303.672 personas.

En Yemen hay dos millones de desplazados internos, quienes han huido desde el inicio del conflicto, pero que continúan expuestos al peligro porque el conflicto afecta a todas las provincias peninsulares.

Este último incidente pone de manifiesto una vez más los peligros extremos que enfrenta la población civil en Yemen, particularmente quienes intentan huir de la violencia y que sufren de manera desproporcionada el grueso del conflicto.

Ilustra asimismo las dificultades para proporcionar protección y asistencia humanitaria en el país. A pesar de esta situación de inseguridad, ACNUR ha podido llevar asistencia a personas desplazadas en la zona de Mawza.

ACNUR, como agencia que lidera los aspectos de protección bajo la respuesta humanitaria coordinada en Yemen, ha apelado a las partes en conflicto para que garanticen al máximo la protección de civiles y mitiguen su sufrimiento.

Se necesita urgentemente una solución política pacífica que resuelva el conflicto en Yemen para acabar con el sufrimiento de la población.