Proyecto Empoderando Refugiadas promueve un taller sobre derechos y cultura brasileña

La formación, llevada a cabo en la sede de la oficina Mattos Filho, en São Paulo, informó a mujeres refugiadas sobre las leyes y derechos en Brasil.

Mujeres refugiadas y brasileñas participan en el segundo encuentro dentro del proyecto Empoderando Refugiadas de este año, realizado en la sede de la oficina Mattos Filho, en São Paulo.  © ACNUR/ Felipe Abreu

SÃO PAULO, Brasil - Mujeres refugiadas que participan en el proyecto empoderando Refugiadas, de la Red Brasil del Pacto Global, ACNUR y ONU Mujeres, estuvieron juntas el 24 de septiembre para acompañar el taller “Derechos y Cultura Brasileña”, realizado dentro de la sede del despacho de abogados Mattos Filho, en São Paulo. La formación, que integra la programación anual del proyecto, contribuyó a informar a las mujeres sobre sus derechos con el fin de fomentar su inserción dentro del mercado de trabajo brasileño.

El artículo 14 de la Declaración Universal de los Derecho Humanos de 1948, dice que “todo ser humano, víctima de persecución, tiene derecho a buscar y gozar de asilo en otros países.” En Brasil personas que buscan protección en el país, bajo el estatus de solicitante de asilo, tienen garantizado el derecho al trabajo y acceso a servicios públicos de salud y educación, de acuerdo con la ley brasileña de asilo (nº9.474/97), que representa un hito en el desarrollo del sistema de protección internacional a las personas refugiadas en el continente, pues su marco normativo agrega elementos que contemplan desde el proceso de integración local de refugiados, como el acceso al mercado de trabajo formal incluso para los solicitantes de asilo, hasta el reconocimiento del protagonismo de la sociedad civil en la defensa y promoción de los derechos de esa población.

Este dispositivo, conciliado con la ley brasileña de migración (13.445/17), representa un avance de Brasil en la cuestión migratoria. Es lo que afirmó Vilma Kotumi, abogada representante de Mattos Filho, que informó a las participantes del proyecto.

“El país se ha modernizado para que pueda acoger a las personas que necesitan venir a Brasil, vivir en Brasil y trabajar en Brasil. Además, Brasil es, por su identidad, un país de inmigrantes”, dijo.

Kotumi, que está especializada en cuestiones laborales, presentó las directrices de la legislación brasileña sobre trabajo y orientó a las refugiadas sobre posibles casos de abuso por parte de los empleadores.

Además de una realidad para las personas refugiadas y solicitantes en Brasil, el trabajo es una forma de garantía de derechos que muchas mujeres no disponían en sus países de origen. Según María Gabriela Manssur abogada del Estado, que abordó el tema de los derechos de las mujeres en Brasil, “el trabajo también es una forma de empoderamiento femenino. A través del trabajo, es posible para la mujer buscar su autonomía e independencia ante la sociedad y la familia”.

La Abogada del estado de María Gabriela Manssur concienció a las participantes del proyecto sobre los derechos de la mujer en Brasil.  © ACNUR/ Felipe Abreu

El contenido del Taller despertó los intercambios de experiencias entre las participantes del proyecto, que discutieron las diferencias legales y culturales de las mujeres entre sus países de origen y Brasil. Según la congoleña Arlette, participante de la actual edición de Empoderando Refugiadas, “Algunas mujeres (refugiadas), por medio de la tecnología y la información, están entendiendo mejor sus derechos, y es necesario unirse y evolucionar. Todavía existe el machismo, pero poco a poco estamos rompiendo esa realidad”.

La Abogada del Estado María Gabriela Manssur, que también es representante del Núcleo de Combate a la Violencia Doméstica y Familiar contra la Mujer, resaltó que, a pesar de las diferencias culturales, las refugiadas en Brasil cuentan con la ley brasileña en la protección contra la violencia de género y orientó sobre los posibles casos en que la justicia puede ser aplicada.

El taller Derechos y Cultura Brasileña forma parte de la programación de formación del proyecto Empoderando Refugiadas, que busca proveer información y orientar a las mujeres en situación de refugio para su inserción en el mercado laboral.

El proyecto Empoderando Refugiadas, que prevé atender a 50 mujeres hasta el final de año, tiene como socio a Facebook y cuenta con el apoyo de las empresas ABN AMRO, Carrefour, Tiendas Renner, Pfizer y Sodexo.

Son socios estratégicos del proyecto el Consulado de Mujer, Fox Time, Grupo de Mujeres de Brasil, Migraflix y el Programa de Apoyo para la Reubicación de los Refugiados.

Gracias a la Voluntaria en Línea Macarena Bosch por el apoyo ofrecido con la traducción del portugués de este texto.