Aumenta la preocupación por las mujeres y los niños que huyen de Camerún

El siguiente contenido corresponde a las declaraciones formuladas hoy por un portavoz de ACNUR en una rueda de prensa en el Palacio de las Naciones, en Ginebra.

Familias camerunesas buscan protección en Utanga, Obanliku, Nigeria, después de huir de la inseguridad en las partes anglófonas de su país natal.  © ACNUR/Elizabeth Mpimbaza

El número de personas que huyen de las regiones anglófonas de Camerún hacia Nigeria aumenta día a día y ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, está cada vez más preocupado por la difícil situación a la que se enfrentan mujeres y niños.

En concreto, mujeres y niños representan aproximadamente el 80% de los 10.000 refugiados registrados hasta el momento en el Estado de Cross River, en Nigeria, a los que habría que añadir los miles de cameruneses sin registrar en países vecinos.

Entre ellos se encuentran niños y niñas que han huido solos hacia Nigeria. Los menores no acompañados y separados se ven particularmente afectados por los efectos del desplazamiento y tienen dificultades para acceder a alimentos, además de la falta de medios de vida.

El personal de ACNUR ha recibido numerosos informes que señalan que los menores tienen que trabajar o mendigar para sobrevivir o ayudar a sus familias. Muchos no pueden ir a la escuela porque carecen de tiempo y recursos económicos para financiar su educación. Si bien la escolarización en Nigeria es gratuita, existen algunos costes básicos asociados, como por ejemplo el material escolar.

ACNUR está trabajando con las autoridades nigerianas para ayudar en los procesos de reunificación de menores separados de sus familias, proporcionar servicios de protección a los menores no acompañados y garantizar a todos los niños el derecho fundamental a la educación. Algunos de los menores llegados a Nigeria han indicado al personal de ACNUR que no habían podido ir a clase durante todo el año académico anterior.

Para las mujeres, la falta de trabajo, unida a la saturación de los centros de recepción aumenta el riesgo de violencia sexual y de género, y especialmente el sexo de supervivencia. Hasta el momento se han registrado pocos casos, la mayoría en la comunidad Amana en el Estado de Cross River. Sin embargo, a ACNUR le preocupa que haya muchos más incidentes que no estén siendo reportados o que tan sólo estén siendo derivados a los adultos mayores de la comunidad. También se han denunciado casos de violencia doméstica y casos de embarazos adolescentes, algunos de chicas de tan solo 14 años.

En el estado nigeriano de Benue, donde las autoridades han reconvertido dos edificios escolares en centros temporales de acogida de refugiados, las mujeres y sus familias se ven obligadas a dormir en pabellones comunitarios de las escuelas, que no cuentan con espacio privado ni preservan el derecho a la dignidad familiar. Para estas personas – y para los refugiados que viven en tiendas de campaña temporales levantadas de manera precipitada al lado de residencias locales – es necesario asegurar un albergue apto para garantizar un registro adecuado, distribuciones sistemáticas de ayuda y una reducción de los riesgos en materia de protección.

ACNUR también está trabajando con las autoridades nigerianas para identificar lugares más alejados de la frontera donde los refugiados puedan ser acogidos conforme a los estándares internacionales. ACNUR también está abriendo oficinas en las ciudades de Calabar y Adikpo, para poder ofrecer una asistencia y protección más eficaces a las mujeres y niños. La asistencia de ACNUR incluye comida, artículos de primera necesidad, atención sanitaria, agua potable e infraestructuras de saneamiento.

ACNUR agradece la enorme generosidad de las comunidades nigerianas asentadas cerca de la frontera con Camerún, que han abierto sus puertas a los refugiados. Casi todas las personas registradas han declarado haber abandonado sus hogares a causa de la inseguridad de la situación, y que no regresarán hasta que se restablezca la seguridad en su región de origen.

Para mayor información sobre el tema, contacte: