El Alto Comisionado condena con dureza el ataque mortal al campo Liberty, en Irak

GINEBRA, Suiza, 9 de febrero 2013 (ACNUR) – El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres, ha expresado su conmoción por el ataque mortal ocurrido esta mañana en el campo Liberty en Irak, que ha supuesto la muerte de seis personas y decenas de heridos.

"Condeno con dureza este ataque", dijo el señor Guterres, señalando que los habitantes del campo Liberty son solicitantes de asilo que atraviesan procesos de determinación de la condición de refugiado y, por lo tanto, tienen derecho a protección internacional. "Se trata de un acto de violencia despreciable".

"Hago un llamamiento al gobierno iraquí para que haga todo lo que pueda para garantizar la seguridad de los residentes", dijo. "Los autores han de ser encontrados y llevados ante la justicia sin demora", dijo.

El Alto Comisionado también ha pedido a todos los países que ayuden a encontrar soluciones urgentes para los residentes del campo Liberty.

El señor Guterres expresa sus profundas condolencias a los familiares de las víctimas.