ACNUR solicita $115 millones de dólares adicionales para el retorno voluntario y la reintegración de refugiados somalíes del campamento de Dadaab

EL plan también incluye la reubicación de 31.000 refugiados a Kakuma y la verificación de la población del campamento.

GINEBRA, Suiza, 26 de julio de 2016 (ACNUR) – el ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, solicitó a los donantes un adicional de $115 millones de dólares para financiar el retorno voluntario y la reintegración de refugiados somalíes del campamento en Dadaab, Kenia. El financiamiento también es necesario para la reubicación de refugiados de Dadaab hacia el campamento para refugiados Kakuma, así como para proyectos relacionados, e infraestructura en Kenia y Somalia. Anteriormente, el ACNUR solicitó $369,4 millones de dólares para la situación de Somalia. Con este pedido adicional, y con la re priorización de proyectos, el total de los requerimientos revisados del ACNUR para el 2016 para la respuesta en estos países afectados (Yibuti, Etiopía, Kenia y Somalia) es de $484,8 millones de dólares.

Posterior al anuncio del 6 de mayo del Gobierno de Kenia de cerrar el campamento Dadaab, el ACNUR presentó un plan de acción en la reunión de la Comisión Tripartita (Kenia, Somalia y el ACNUR), que tuvo lugar en Nairobi a finales de junio, y a la cual asistió el Alto Comisionado, Filippo Grandi. El plan destaca un proceso que pretende reducir la población de Dadaab, de 343.043 personas que viven ahí actualmente (326.611 somalíes), a 150.000 para finales de 2016. Los $115 millones solicitados se destinarán a una serie de actividades, incluyendo:

  • Reubicación de 16.000 refugiados no somalíes de Dadaab a Kakuma,

  • reubicación de 15.000 refugiados somalíes que actualmente están en proceso de reasentarse en Kakuma,

  • reubicación y reintegración de cerca de 42.000 de personas que se cree son kenianas, pero que están registradas como refugiadas,

  • verificación de la población de Dadaab, y una encuesta integral sobre intenciones de retorno y,

  • apoyo para un adicional de 50.000 refugiados somalíes que retornan voluntariamente de Dadaab a Somalia.

"El ACNUR está comprometido con asegurar que todos los retornos a Somalia son voluntarios y que se lleven a cabo con dignidad, seguridad y protección de los refugiados en todo momento. Para poder hacer esto, estamos solicitando a los donantes de la comunidad internacional que apoyen esta solicitud adicionales, con el fin de que los somalíes que retornen puedan volver a sus países con las mejores oportunidades posibles para reestablecerse con sus familias con paz y estabilidad", dijo Valentin Tapsoba, Director de ACNUR para África.

Los fondos adicionales también son requeridos para un incremento propuesto en el paquete de asistencia de retorno antes de la salida de Kenia y el retorno a Somalia. Se propone que el aumento de la concesión de retorno vaya de $150 dólares a $200 dólares para somalíes que retornan por tierra. Aquellos que tengan necesidades especiales recibirían un adicional de $75 dólares. Para el pequeño número de retornados que vuelvan por aire, la concesión crecerá de $100 dólares a $150 dólares, con un adicional de $30 dólares para quienes tienen necesidades especiales. A los retornados también se les dará un paquete con productos no alimentarios.

Del lado de Somalia, se busca el apoyo de los donantes para financiar un incremento en los paquetes de asistencia a retornados. Se propone eliminar el tope de $600 dólares por familia para la concesión de reinstalación, y en lugar ofrece a los retornados $200 dólares por persona, sin importar el tamaño de la familia, una movida que debería hacer que más familias numerosas opten por retornar. Con el fin de asistir la reintegración inicial, cada familia retornada será apoyada con un pago mensual de $200 dólares mensuales durante seis meses para ayudarlos a cubrir sus necesidades básicas. La posibilidad de brindar seguro de salud para los retornados urbanos también se considerará.

Se propone un aumento en las áreas de retorno y la presencia del ACNUR, con tres estaciones de paso adicionales por agregarse en Mandera/Belet Xawa, El Khalow/Ceel Wak y Anumel/Raskamboni así como incluir Afmadow, Dinsoor y Belet Xawa a las nueve áreas de retorno ya exixtentes. El acceso a los servicios sociales básicos es vital para la reintegración exitosa y las intervenciones se centrarán en los proyectos comunitarios de rápido impacto (menos de seis meses) para crear activos comunitarios en áreas para los retornados, los desplazados internos y las comunidades de acogida. La rehabilitación y/o la extensión de escuelas, centros de salud y otras infraestructuras básicas se implementarán para sostener el retorno, con un fuerte enlace con los respectivos planes y programas de desarrollo. También se propone establecer una plataforma transfronteriza de empleos para conectar a los retornados somalíes que buscan empleo con posibles empleadores.

Si se recibe el apoyo de donadores, se propone que se aumente la asistencia alimentaria de los tres a los seis meses, posiblemente más. Una asistencia educativa de $25 dólares mensuales por niño durante nueve meses es también parte de la propuesta. El apoyo en albergue y artículos no alimentarios será aumentado con la posibilidad de monetización del paquete de productos no alimentarios existente, y el ACNUR tiene la intención de apoyar a 22.500 hogares para construir albergues permanentes localizados con $ 1.000 dólares por familia. También se considerarán soluciones localizadas para los retornados urbanos a través de pago de la renta.

Se anticipa que la mayoría de la población de refugiados remanente, aproximadamente 170.000 personas retornarían a Somalia durante el curso de 2017 y posiblemente en inicios de 2018. Hasta la fecha, 170.000 somalíes han retornado a Somalia de Dadaab desde diciembre de 2014.