Ucrania: ACNUR acelera la entrega de asistencia después del repunte de los combates en el este del país

Residentes desplazados hablan con personal de ACNUR en la aldea de Luhanske, al este de Ucrania.  © ACNUR/Evgeny Maloletka

GINEBRA, Suiza, 07 de febrero de 2017 (ACNUR) – ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, está aumentando su asistencia humanitaria para ayudar a los civiles afectados por la reciente intensificación de los combates y las difíciles condiciones invernales en el este de Ucrania.

Los violentos enfrentamientos de las últimas dos semanas han causado bajas civiles y daños en hogares y escuelas en la ciudad de Avdiivka, controlada por el Gobierno. Después de un descenso en las hostilidades durante el fin de semana, 20 familias perdieron sus hogares debido a los bombardeos del lunes por la noche. En total, cerca de 150 casas y 30 apartamentos quedaron dañados o destruidos por los bombardeos y las luchas en Avdiivka durante la semana anterior.

El jueves anterior, ACNUR entregó 40 toneladas de materiales para albergue y artículos de primera necesidad a 2.000 personas en la ciudad, como parte de una respuesta liderada por el Gobierno. Estos artículos incluyen mantas, sets de ropa de cama y toallas, bidones, baldes y ropa de invierno.

A pesar de que ya se restauraron los servicios de electricidad, agua y calefacción en casi toda la ciudad de Avdiivka, las personas que viven en casas cercanas a las líneas de contacto continúan sin servicios.

Cerca de 300 personas, incluyendo a 135 niños, fueron evacuadas voluntariamente de Avdiivka la semana anterior. Sin embargo, los continuos combates y los daños en la infraestructura crítica podrían provocar una nueva ola de desplazamiento entre las más de 800.000 personas que aún viven en la zona de conflicto.

De acuerdo con una de nuestras agencias socias, cerca de 46 niños no acompañados llegaron a la ciudad vecina de Slovyansk, algunos de ellos sin documentación alguna. ACNUR está trabajando con las autoridades locales y demás socios para brindarles asistencia legal y artículos de primera necesidad, incluyendo mantas, sets de ropa de cama y chaquetas de invierno.

Acogemos el rol más activo que el Gobierno de Ucrania está empezando a jugar en la coordinación de la asistencia humanitaria, tanto a nivel provincial como de Gobierno Central.

Los combates también han impactado a los civiles que viven en Mariupol, al sureste de Ucrania, y sus alrededores. Durante el fin de semana, la ciudad de Mariupol, la cual alberga a medio millón de personas, quedó sin electricidad durante varias horas, mientras que cerca de 70 casas quedaron destruidas en aldeas vecinas.

Los renovados combates también están afectando a las áreas no controladas por el Gobierno. Las comunidades que viven a lo largo de la línea de contacto cerca de la ciudad de Donetsk están particularmente afectadas, y más de 20 aldeas aún no tienen electricidad, a pesar de que se espera que las temperaturas caigan por debajo de los 20° bajo cero esta semana.

De acuerdo con las autoridades de facto de la región de Donetsk, cerca de 500 personas han sido desplazadas desde el surgimiento de los combates a finales de enero, la mayoría de las cuales están albergadas en centros colectivos.

ACNUR ha distribuido lonas plásticas y artículos de primera necesidad a las personas más vulnerables, así como a aquellas que están alojadas en los centros colectivos en Donetsk. Cerca de 2.000 familias vulnerables también recibieron carbón como parte de nuestro programa de invierno en las áreas no controladas por el Gobierno.