Se necesitan más de $1,4 miles de millones de dólares para los refugiados de Sudán del Sur para el 2017

A health worker screens a child for signs of malnutrition at a health center in Nyumanzi refugee settlement in Uganda, May 2017. [for translation]  © UNHCR/Jiro Ose

GINEBRA, Suiza, 15 de mayo de 2017 (ACNUR) – La Agencia de la ONU para los Refugiados y el Programa Mundial de Alimentos instaron hoy a los donantes a aumentar su apoyo para los refugiados en situación desesperada que huyen de Sudán del Sur. Las Agencias Humanitarias están buscando $1,4 miles de millones de dólares para brindar asistencia vital a los refugiados sursudaneses en seis países vecinos hasta finales de 2017, según el plan de respuesta revisado, presentado en Ginebra el lunes.

El plan de respuesta para los refugiados de Sudán del Sur ha recibido hasta ahora únicamente el 14 por ciento de los fondos.

"El crudo conflicto y las condiciones humanitarias en deterioro en Sudán del Sur están obligando a las personas a huir de sus hogares en cifras récord", dijo el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi.

La situación en Sudán del Sur continúa empeorando, con una combinación de conflicto, sequías y hambruna que llevan a un mayor desplazamiento y un rápido éxodo de personas que huyen de una de las peores crisis del mundo.

"El sufrimiento que atraviesan las personas de Sudán del Sur es inimaginable", dijo el Director Ejecutivo del PMA, David Beasley. "Están cerca del abismo. La violencia es la raíz de esta crisis. Los trabajadores humanitarios a menudo no pueden llegar a las personas más vulnerables y hambrientas. Muchas mueren de hambre y enfermedades, muchas más han huido de su país para buscar la protección".

Sudán del Sur se ha convertido en una de las crisis de refugiados de más rápido crecimiento en el mundo, con más de 1,8 millones de refugiados, incluyendo un millón de niños, que han buscado protección en Uganda, Sudán, Etiopía, Kenia, República Democrática del Congo y República Centroafricana.

La cifra actual de personas que huyen de Sudán del Sur supera las ya pesimistas estimaciones de la comunidad humanitaria. Por ejemplo, el número de personas que huyeron a Sudán en marzo superó la cifra esperada para todo el año. Uganda también está viendo una cifra de llegadas más altas de lo esperado, y a este ritmo es probable que pronto acoja a más de un millón de refugiados sursudaneses.

"Nuestra situación de financiación nos obligó a recortar las raciones de comida para muchos refugiados en Uganda", dijo Beasley. "Me parece que es inaceptable, y espero que también sea inaceptable para ustedes. Estas son familias como la tuya y como la mía, nuestros hermanos y hermanas, y el mundo debe ayudarles ahora, no más tarde. Por favor, ayúdanos a hacer el trabajo que estas personas necesitan que hagamos".

El ACNUR acoge con satisfacción la generosidad sobresaliente con la que se ha recibido a los refugiados en los países vecinos de Sudán del Sur, pero se siente alarmado por una situación que ahora es crítica.

"Países como Uganda han hecho todo lo que uno podría esperar, pero no podrán mantener el apoyo a los refugiados a menos que el resto del mundo intervenga", advirtió Grandi al presentar las necesidades revisadas a los donantes en Ginebra.

Con una aguda insuficiencia de fondos, las agencias humanitarias están luchando para proporcionar alimentos, agua, apoyo nutricional, albergue y servicios de salud a los refugiados.

Las comunidades que albergan a los refugiados se encuentran entre las más pobres del mundo y están bajo una inmensa presión.

"Ayudar a los refugiados no es sólo proporcionar ayuda de emergencia", dijo Grandi. "También significa apoyar a los gobiernos y a las comunidades de los países vecinos para reforzar los servicios y las economías en las áreas que los acogen".

El ACNUR coordina la respuesta general con los gobiernos, las agencias humanitarias, así como con los refugiados y las comunidades de acogida. En la actualidad, Uganda acoge a unos 898.000 refugiados, Sudán a 375.000, Etiopía a 375.000, Kenia a 97.000, la República Democrática del Congo a 76.000 y la República Centroafricana a 2.200.

El PMA presta asistencia alimentaria y en efectivo a más de 1,8 millones de refugiados en los países vecinos.

El plan de respuesta actualizado no cubre las necesidades humanitarias de alrededor de dos millones de personas desplazadas internas en Sudán del Sur.

Consulte aquí el Plan de Respuesta Revisado, en su versión en inglés.