ACNUR advierte sobre la creciente crisis en la Isla Manus

Los solicitantes de asilo se sientan fuera de sus unidades de vivienda en el "Centro Regional de Procesamiento" en Lombrum, Papua Nueva Guinea. Los centros de refugiados aquí han suscitado preocupación internacional por las duras condiciones y los escasos niveles de protección para quienes llegan en barco a Australia y son trasladados a la isla vecina.  © ACNUR/Vlad Sokhin

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, se muestra profundamente preocupada por las condiciones en deterioro del "Centro Regional de Procesamiento" de la Isla Manus, en un momento en el que las autoridades buscan reubicar a las personas a Lorengau u otros lugares en Papua Nueva Guinea. El anuncio del cierre del Centro está causando un severo estrés entre los refugiados y solicitantes de asilo, debido a la ausencia de alternativas apropiadas. ACNUR se muestra sumamente consternado por la trágica muerte de un joven refugiado el día de ayer, lo que destaca la precaria situación que enfrentan las personas vulnerables en la Isla Manus.

El cierre programado del Centro, junto con el anuncio del retiro de los servicios actuales de atención médica, apoyo en casos tortura y trauma, y servicios de seguridad para el mes octubre de 2017, está exacerbando una situación altamente estresante para las 773 personas que permanecen en la Isla Manus. Muchos temen por su seguridad fuera del Centro, en particular a raíz de varios incidentes violentos en los últimos años.

Para prevenir más tragedias y una escalada en la crisis, el cierre programado del "Centro Regional de Procesamiento" en la Isla Manus debe llevarse a cabo únicamente bajo un contexto donde se continúe con los servicios fundamentales, y en línea con la continua responsabilidad de Australia con las personas refugiadas y solicitantes de asilo que ha trasladado a Papua Nueva Guinea y Nauru. Una nueva reducción en el apoyo fundamental para los refugiados y solicitantes de asilo trasladados por Australia a Papua Nueva Guinea solo agregaría serios riesgos de salud y seguridad a las personas que han estado en detención durante los últimos cuatro años.

ACNUR renueva su llamado a Australia para que encuentre, de forma urgente, soluciones viables y humanas fuera de Papua Nueva Guinea y Nauru para quienes continúan bajo un régimen de procesamiento extraterritorial.

Representación Regional del ACNUR en Canberra

La Representación Regional del ACNUR tiene su sede en Canberra y es responsable de la promoción y protección de los derechos de las personas refugiadas en Australia, Islas Cook, Estados Federados de Micronesia, Fiji, Kiribati, Islas Marshall, Nauru, Nueva Zelanda, Niue, Palau, Samoa, Islas Salomón, Tonga, Tuvalu y Vanuatu.