Se necesita la paz en Sudán del Sur para poner fin a cinco años de desplazamiento

Comentario del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi.

Una madre refugiada de Sudán del Sur con su hijo en el asentamiento de refugiados Bidibidi en Uganda, abril de 2017.   © ACNUR / Jordi Matas

“En el quinto aniversario del inicio del conflicto en Sudán del Sur, ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, hace un nuevo llamado a todas las partes para que continúen buscando un paz duradera y sostenible”.

“Las personas de Sudán del Sur, muchas de las cuales han sido desplazadas más de una vez a lo largo de sus vidas, merecen que su sufrimiento acabe”, dijo Filippo Grandi, Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados. “La paz debe prevalecer. Las heridas causadas por este conflicto tardarán en sanar, pero ese proceso solo será posible si las partes en conflicto se comprometen con el diálogo, encuentran soluciones políticas y bajan sus armas de forma definitiva”.

Más de dos millones de refugiados sursudaneses se han visto obligados a huir de sus hogares y buscar seguridad en países vecinos, mientras que otros 1,8 millones han sido desplazados a lo interno del país, convirtiéndose en la mayor situación de desplazamiento en el continente africano. Cerca de dos tercios de las personas desplazadas son niños, niñas y adolescentes.

ACNUR está listo para apoyar los esfuerzos para lograr un proceso de paz genuino e inclusivo, incluyendo el apoyo de la participación significativa e inclusiva de las personas refugiadas en cualquier tipo de acuerdo.

Contacto para los medios: