Primer grupo de refugiados reasentados llega a Portugal bajo un nuevo programa

Refugiados de Siria y Sudán del Sur llegan a Lisboa, Portugal, después de un vuelo proveniente de Egipto.   © ACNUR / José António de Oliveira Ventura

GINEBRA/LISBOA, 19 de diciembre de 2018 – ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, recibió esta semana la llegada de seis familias originarias de Siria y Sudán del Sur a Lisboa.

Las 33 personas, que llegaron a la capital portuguesa entre el lunes y hoy, son las primeras de un grupo de 1010 refugiados que Portugal se comprometió a acoger de Turquía y Egipto para octubre de 2019, en el marco del actual programa de reasentamiento de la Unión Europea.

Este será el programa de reasentamiento más ambicioso llevado a cabo en Portugal hasta la fecha, y es una demostración del fuerte compromiso del país con la protección de las personas refugiadas. Entre 30 y 45 personas han sido reasentadas anualmente bajo programas previos, aumentando a aproximadamente 180 personas entre 2016 y 2017. Además, entre 2015 y 2017, Portugal aceptó a cerca de 1.500 solicitantes de asilo que se encontraban en Italia y Grecia bajo un programa de reubicación de la UE.

“Estas personas refugiadas han encontrado una solución duradera para su difícil situación y ahora podrán reconstruir sus vidas”, dijo Pascale Moreau, Directora de la Oficina de ACNUR para Europa.

Las autoridades municipales y ONG en todo el país apoyarán a los refugiados, que recibirán apoyo inicial con el hospedaje y las necesidades básicas mientras aprenden portugués y consiguen empleo. Las personas refugiadas tendrán acceso a los servicios de salud y educación, así como a capacitación profesional y vocacional.

ACNUR agradece al Gobierno de Portugal por hacer del reasentamiento una solución efectiva y duradera para estas familias, cuyas vidas han sido afectadas por la violencia y la persecución, así como a las ONG y las autoridades municipales por participar en la acogida y brindar la atención que necesitan.

“Las llegadas de hoy son un gesto concreto de solidaridad de Portugal, al ofrecer espacios de reasentamiento para los refugiados, quienes los necesitan con tanta urgencia”, añadió Moreau. En 2017, por cada 21 personas refugiadas en necesidad de reasentamiento a nivel mundial, únicamente una fue recibida por un país de reasentamiento.

El reasentamiento ampliado y las vías complementarias seguras y legales se encuentran entre las formas en las que las comunidades de todo el mundo pueden ayudar a compartir la responsabilidad de los refugiados en un momento en el que se registra un desplazamiento forzado récord, una idea central para el Pacto Mundial sobre Refugiados, validado esta semana en la Asamblea General.

ACNUR implementa programas de reasentamiento en más de 65 países de asilo en todo el mundo y estima que 1,4 millones de refugiados necesitarán ser reasentados en 2019 a nivel mundial, un aumento del 17% con respecto a 2018.

 

Para mayor información, por favor contacte: