El Salvador: ACNUR saluda el reconocimiento del Gobierno al fenómeno de desplazamiento forzado

Rogelio Rivas, Ministro de Justicia y Seguridad Pública de El Salvador, junto a Elisa Carlaccini, Jefa de la Oficina Nacional de ACNUR en El Salvador, firman carta de entendimiento para reforzar el trabajo entre ambas instituciones.  © ACNUR/Óscar Ramírez

SAN SALVADOR, El Salvador - Luego de que el Gobierno salvadoreño reconociera formalmente la existencia del desplazamiento interno en el país, ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, y el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública de El Salvador (MJSP) acordaron reforzar el trabajo conjunto y atender las complejidades del desplazamiento forzado en el país que ha afectado a al menos 71.500 personas.

“Somos el primer Gobierno [en El Salvador] que reconocemos oficialmente la existencia de víctimas en calidad de desplazamiento forzado, hermanos salvadoreños para quienes estamos buscando soluciones duraderas”, manifestó Rogelio Rivas, Ministro de Justicia y Seguridad Pública.

El acuerdo entre ACNUR y el Gobierno salvadoreño busca fomentar el desarrollo y la actualización de políticas públicas y protocolos de atención para la protección integral de las víctimas de desplazamiento forzado en el país. Como parte fundamental de estas acciones, ACNUR reafirma su compromiso para seguir apoyando al Gobierno de El Salvador en el diseño de rutas de identificación de personas con necesidades de protección, mecanismos de referencia, atención y soluciones adecuadas.

“El ACNUR reitera su voluntad de trabajar de la mano con el Estado salvadoreño para proteger a las personas que son forzadas a huir de sus hogares debido a la violencia”, comentó Elisa Carlaccini, Jefa de la Oficina Nacional de ACNUR en El Salvador. “Muchas veces, la situación de estas personas queda invisibilizada y, por este motivo, es importante contar con mecanismos de identificación y seguimiento, así como con marcos legales que garanticen su protección”, declaró. En ese sentido, ACNUR ha expresado su disposición de apoyar la actualización del estudio estadístico y cualitativo del fenómeno del desplazamiento forzado interno.

Las causas que obligan a miles de personas salvadoreñas a huir tanto dentro del territorio nacional como a otros países, continúan teniendo un impacto significativo en la población. De acuerdo al Informe Tendencias Globales del ACNUR en 2018, se registraron 46.800 nuevas solicitudes de asilo presentadas por personas salvadoreñas en todo el mundo, 33.400 de las cuales solicitudes fueron presentadas ante Estados Unidos.

El reconocimiento del desplazamiento interno se da después de que El Salvador se uniera al Marco Integral Regional de Protección y Soluciones (MIRPS), la iniciativa regional que busca atender de forma integral el desplazamiento forzado en Centroamérica. El Salvador es el séptimo país en adherirse a esta iniciativa que reúne a diferentes actores nacionales y regionales para apoyar a las personas desplazadas forzadamente y sus comunidades de acogida.