Personas solicitantes de asilo contarán con apoyo de la defensoría pública en México

Firma del memorando de entendimiento entre ACNUR y el Instituto Federal de Defensoría Pública.

Firma del memorando de entendimiento entre ACNUR y el Instituto Federal de Defensoría Pública.  © ACNUR

CIUDAD DE MÉXICO - ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, y el Instituto Federal de Defensoría Pública (IFDP), firmaron un memorando de entendimiento para facilitar que las personas solicitantes de asilo en el país cuenten con servicios de representación legal en los procesos administrativos para ser reconocidas como refugiados.

“Nos enorgullece establecer esta alianza de trabajo con el Instituto Federal de la Defensoría Pública. Si bien hemos venido trabajando juntos desde hace algunos años – tan solo el año pasado canalizamos 289 casos a 31 oficinas diferentes- con este convenio podremos desarrollar un trabajo más estructurado. Dará lugar a una mayor protección para las personas refugiadas”, indicó Mark Manly, Representante del ACNUR en México.

A través del Convenio Marco de Colaboración en Materia de Asesoría, Representación Legal y Acceso a la Justicia para las Personas Solicitantes de Reconocimiento de la Condición de Refugiado, Refugiadas y Apátridas, el IFDP, como institución de alcance nacional, ayudará al ACNUR y a la red de abogados con la que trabaja a potenciar el efecto transformador de la asistencia y representación legal, al tiempo que se podrán desarrollar estrategias conjuntas de protección que tendrán mayor impacto.

Netzaí Sandoval, titular del IFDP, resaltó que el Instituto cuenta con un plan de trabajo en materia de migración, refugiados, retornados y repatriados, alineado con las prioridades que ha establecido el Ministro Presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar.

“Esto se traduce, por ejemplo, en el incremento en la designación de abogados de oficio especializados en temas migratorios y en tener acceso a la información sobre las personas detenidas en las estaciones migratorias”, puntualizó.

ACNUR trabaja para que las personas que llegan a México y vienen huyendo de situaciones de violencia y persecución cuenten con información necesaria para acceder al procedimiento de determinación de la condición de refugiado. Asimismo, a través de alianzas con socios, facilita el acceso a la asistencia y representación legal.

La falta de acceso a la información impide que personas con necesidades de protección internacional tomen decisiones respecto a su futuro, y puede convertirse en un obstáculo para el ejercicio del derecho a solicitar y recibir asilo.

Por otro lado, el ACNUR trabaja en el desarrollo de una red de organizaciones de la sociedad civil y abogados quienes, a través de procesos de litigio estratégico, ayudan a fortalecer el sistema de asilo mexicano a través del establecimiento de estándares de interpretación de la Ley sobre Refugiados Protección Complementaria y Asilo Político.

No obstante, persisten retos jurídicos y procesales, tales como la detención migratoria y el plazo de 30 días que tienen las personas para presentar la solicitud de asilo.

A ello se debe de sumar la saturación del sistema de sistema de asilo, que ha provocado retrasos en la emisión de documentación así como en la resolución de los procedimientos. El número de personas que solicitan asilo en México ha crecido de manera exponencial, al pasar de 2,137 solicitantes en 2014 a 29,600 en 2018. Para que el Estado mexicano pueda atender de manera adecuada a esta población, es necesario facilitar el acceso a servicios de asesoría y representación legal, lo que se busca con la firma de este memorando de entendimiento.