Grandi del ACNUR y Vitorino, de la OIM, discuten los desafíos futuros con los ministros de Asuntos Internos de la UE

Comunicado de prensa conjunto ACNUR-OIM

El personal de ACNUR distribuye alimentos, agua y mantas a refugiados y solicitantes de asilo en Trípoli, Libia, septiembre de 2018.   © ACNUR/Sufyan Ararah

BRUSELAS, Bélgica - Hoy, Filippo Grandi, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, y Antonio Vitorino, el Director General de la OIM, asistieron a un almuerzo con los ministros de la UE que participan en el primer Consejo de Justicia y Asuntos de Interior en Luxemburgo, después de las elecciones al Parlamento Europeo, para discutir el retos futuros en materia de asilo y migración.

El Alto Comisionado y el Director General pidieron liderazgo en materia de asilo y migración y subrayaron que la migración segura, ordenada y regular se logra mejor a través de un enfoque gubernamental integral y en estrecha cooperación con los socios.

A pesar de la disminución sustancial en la llegada de solicitantes de asilo y migrantes a Europa desde 2016, sigue faltando un enfoque integral para estos problemas. Se identificaron varias áreas clave, donde se necesita con urgencia el liderazgo.

Se destacó que el deterioro de la situación en Libia requería una mayor urgencia en las respuestas, mientras que los esfuerzos de paz se mantienen. El Alto Comisionado y el Director General reiteraron que Libia no es un lugar seguro para el desembarque, dadas las condiciones actuales que hacen de este país un lugar peligroso e inadecuado para refugiados y migrantes.

Además, las condiciones en los centros de detención a las que se transfiere a las personas son espantosas. Se necesita más apoyo para quienes se encuentran atrapados en Libia, incluido un apoyo más activo para el mecanismo de tránsito de emergencia de Libia facilitado generosamente por Níger, y alternativas al desembarco en Libia.

En este contexto, se requiere un mayor reparto de responsabilidades y se alentó a la UE a dar el ejemplo. El Alto Comisionado y el Director General acogieron con satisfacción los progresos realizados en materia de mecanismos temporales para el desembarco en la UE. Sin embargo, una vez más, reiteraron su propuesta de un mecanismo predecible y señalaron que aún no está vigente. Cada bote a la deriva en el Mediterráneo es una prueba más de que esto simplemente no puede continuar. Asimismo, señalaron los avances logrados en el norte de África en el desarrollo del espacio de protección y solicitaron un cambio en la narrativa que se centre en la asociación con países más allá de la UE y el intercambio de responsabilidades a nivel mundial.

Al mismo tiempo, solicitaron más fondos más inteligentes para ayudar a las personas desplazadas a reconstruir nuevas vidas en los países de acogida donde viven y para apoyar las condiciones en los países de origen para el retorno con seguridad y dignidad. Una política de reintegración integral es clave para lograr la sostenibilidad.

Si bien aplauden el hecho de que los Estados Miembros de la UE hayan aumentado el número de lugares de reasentamiento en los últimos años, el Alto Comisionado y el Director General señalaron la necesidad de oportunidades adicionales para el reasentamiento y las rutas de migración legal.

El Alto Comisionado y el Director General expresaron igualmente la esperanza de que en estos tiempos críticos, con una nueva Comisión Europea en formación, la reforma del Sistema Europeo Común de Asilo pueda ganar un nuevo impulso.

Realmente es hora de aprender de las lecciones de los últimos años y poner en marcha sistemas que funcionen. El Alto Comisionado y el Director General expresaron firmemente su compromiso de apoyar a la UE y los Estados miembros en estos esfuerzos.

 

Para mayor información, por favor contacte: